Inicio Opinion #LaOpinionDeColmenares. “LIBERTAD PARA PAPA”

#LaOpinionDeColmenares. “LIBERTAD PARA PAPA”

508
0

Luís Alonso Colmenares Rodríguez –@LColmenaresR 

¡Así como no había razones para secuestrar al señor Manuel Díaz tampoco tienen que poner condiciones para dejarlo en libertad YA!

Hoy, escribo con el corazón apretado y la indignación a flor de piel. Han pasado más de diez días, que han sido eternos, desde que los cobardes guerrilleros del ELN secuestraron de manera infame a los padres de nuestro querido paisano guajiro Luis Díaz, jugador destacado del Liverpool y orgullo de la Selección Colombia. Aunque su madre fue liberada horas después, su padre, Manuel Díaz, sigue en manos de los delincuentes. Estas han sido largas horas y días de silencio. Un comunicado de los secuestradores con fecha del 2 de noviembre anunció el inicio del proceso de liberación, pero hasta ahora, el país y el mundo siguen esperando. ¿hasta cuándo?

Y el hecho de que el grupo guerrillero reconozca que fue un error no los libera de la responsabilidad de haber cometido un acto repudiable: ¡nada justifica la vulneración de la vida y la libertad de seres humanos!

Mientras tanto, la mesa de diálogo del Gobierno Petro y los secuestradores sigue intacta, y en el mundo Colombia sigue siendo noticia por el horror y la infamia. ¿Cómo es posible que en medio de un proceso de paz, el ELN se atreva a secuestrar a un ciudadano inocente, violando flagrantemente el Derecho Internacional Humanitario (DIH)?.

Lucho Díaz, en un acto de valentía y desesperación, escribió en su camiseta del equipo de fútbol Liverpool después de marcar un gol: «LIBERTAD PARA PAPA», y expresó en sus redes sociales que «Este gol es por la libertad de mi padre y de todos los secuestrados de mi país. Gracias a todos por su apoyo».

Este mensaje, más que un grito de ayuda, es un llamado a la conciencia de una nación entera. Este es un mensaje de esperanza y resistencia que resuena en el corazón de todos los colombianos. Este es un grito por la libertad. Un grito que no debe ser ignorado, y por eso exijo al grupo guerrillero que escuche el mensaje del futbolista Luis Díaz poniendo en libertad a su querido padre.

No existe ninguna razón que pueda justificar el proceder del ELN. En el proceso de paz que está llevando a cabo, se comprometió a respetar el DIH y el secuestro es una violación directa de este compromiso, además de una afrenta a la dignidad humana.

Hago un llamado a la comunidad guajira, a la sociedad civil, a la clase política, a los equipos del fútbol profesional colombiano para que de manera solidaria se pronuncien públicamente rechazando este acto criminal.

No podemos permanecer en silencio mientras nuestros compatriotas son víctimas de la violencia y la injusticia.

Es hora de que el ELN cumpla con su palabra y libere a Manuel Díaz. Es hora de que el Gobierno del presidente Petro tome medidas concretas y una postura firme contra el secuestro para garantizar la seguridad de todos los colombianos y poner fin a la violencia. Las negociaciones de paz deben ser suspendidas, e incluso canceladas, si los grupos armados no hacen una declaración pública y solemne en el sentido de que suspenderán los secuestros.

Incluso, la delegación del gobierno debe considerar todas las opciones drásticas disponibles, entre ellas la de levantarse de la mesa, en caso de que la guerrilla del ELN no demuestre con hechos, que dejará de secuestrar durante el cese del fuego.

Porque más allá del desenlace, que no puede ser otro sino el regreso a casa sano y salvo del señor Manuel Díaz, sería inconcebible que lo acontecido no tuviera una repercusión directa en la mesa de negociaciones.

Hoy, más que nunca, necesitamos unirnos como nación y luchar por la paz y la justicia. No podemos permitir que el miedo y la violencia nos dividan. Juntos, podemos hacer frente a estos desafíos y construir un futuro mejor para todos.

Por último, quiero enviar un mensaje de solidaridad y apoyo a Luis Díaz y a su familia. Estamos con ustedes en estos momentos difíciles y no descansaremos hasta que Manuel Díaz esté de nuevo en casa.

Y como dijo el filósofo de La Junta: Se las dejo ahí… @LColmenaresR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí