Inicio Opinion EDITORIAL: Mientras unos desaciertan otros aciertan

EDITORIAL: Mientras unos desaciertan otros aciertan

24
0

El país colombiano se encuentra angustiado, no se entiende el porqué tanto escándalo y estamos estupefactos ante lo que se supone son verdades, un general de la policía nacional, el oficial de mayor graduación, el personaje que debería estar forjado de valentía y carácter no solo para dirigir, mejor mandar es decir imponer su autoridad a un conglomerado de efectivos policiales que tienen la obligación de velar por los bienes y honra de los ciudadanos, investigar, castigar, capturar y hasta dar de baja a los facinerosos para brindar paz y tranquilidad a los colombianos; hoy se halla inmerso en un

escándalo de marca mayor como es su vinculación a una red de prostitución MASCULINA, que lógicamente lo ha llevado a dejar su cargo como director nacional de la policía nacional. Claro el caso esta en plena investigación y de lógica el general Palomino se declara inocente, pero hay un adagio que señala “Que si el rio suena, es porque piedras arrastra” y consideramos que aun lo declaren inocente y no encuentren méritos para condenarlo el mal ya está hecho.

Pero los desaciertos en el gobierno del presidente Santos cada vez son más notorios, aunque se viene desarrollando un proceso que conduzca a la obtención de la paz, los hechos que conocemos alrededor de este proceso nos indican que cada día está más lejano el cese total de la cruenta guerra que ha venido azotando a nuestro país por más de sesenta años. Esto lo señalamos, pues la autoridad del estado se encuentra en entredicho ya que en la Habana los señores de las FARC son los que ponen las condiciones para estampar la firma en el documento en el que se consignará la ansiada paz, pero ustedes creen que un conglomerado de ¿revolucionarios? Que han cometido asesinatos, secuestros, hasta han narcotraficado y además han cometido gran cantidad de delitos atroces queden en total impunidad y que sus actores no sean llevados a las cárceles. Además con la incursión al pequeño corregimiento de Fonseca en la Guajira, le quieren demostrar al gobierno y al pueblo colombiano quienes son los que mandarán de ahora en adelante, pues parece que el estado con el hecho de retirar el ejército y la policía del área haya doblegado su autoridad ante los delincuentes. Todo este cúmulo de muestras de debilidad lleva a que el otro grupo de alzados en armas (ELN), promulguen delitos demostrándole al estado que tienen fuerza suficiente para hacerse sentir y que el gobierno Santos como quiere la paz a cualquier precio también conceda indulto a quienes en estos momentos tiene a personas en cautiverio.

No hay reunión donde intervenga un miembro del gobierno que no hable de la atención para el pos conflicto, pero aún no se conocen planes para afrontar la avalancha de desmovilizados y según parece el gobierno Santos está pensando que podrían ubicar a un buen número de ellos en la Sierra Nevada. Nos dejaremos?

Artículo anteriorIngresos tributarios del Distrito aumentaron un 76% en enero
Siguiente ArticuloMagdalena Invitado de Honor en la Vitrina turística de Anato

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí