Inicio Culturales Presidente Santos, invitado a1 Aniversario del fallecimiento de Gabo

Presidente Santos, invitado a1 Aniversario del fallecimiento de Gabo

101
0

Aracataca


La Fundación Consejo Cultural Independiente de Aracataca, Realismo Mágico, a través de la siguiente carta, invitó al Presidente de la República, Juan Manuel Santos, a participar de la conmemoración del  Primer aniversario del fallecimiento del escritor Gabriel García Márquez.

 Doctor:                                                                                                                                

JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN.

Presidente de la República de Colombia

Bogotá D.C.

Referencia: Invitación Especial a la Conmemoración del Aniversario Póstumo del escritor colombiano GABRIEL GARCIA MARQUEZ.

Excelentísimo Señor Presidente, desde el corazón de la tierra mágica y nobel de Colombia: Aracataca, reciba de nuestra organización el mayor de los afectos y deseándole que su gestión de Paz y Reconciliación, siga por los caminos que el nobel vislumbró por una Colombia al alcance de todos y para todos.

Nuestra organización “Fundación Consejo Cultural Independiente de Aracataca, Realismo Mágico”, organiza la conmemoración del Aniversario póstumo del celebérrimo y eximio escritor cataquero GABRIEL GARCIA MARQUEZ, nuestro orgullo nobel, quien en 1982 llevara hasta lo más alto de la cúspide literaria a Colombia y América Latina.

Por ello, es más que justo rendirle un merecidísimo tributo, a la altura que un genio como el nuestro merece: ¡el mejor escritor de todos los tiempos!

Por tantas razones, hemos diseñado una programación consistente, en todo un día de exposiciones, talleres, conferencias, conversatorios, presentaciones artísticas, con invitados especiales de talla nacional e internacional, el día 17 de abril del presente año, a partir de las 4:00 a.m.

Queremos aprovechar este significativo homenaje del Aniversario del fallecimiento de éste egregio escritor que limpió la cara de Colombia ante el mundo, simplemente con una hoja en blanco, una máquina de escribir y una disciplina de burro, para que el país tuviera la imagen nítida e incólume ante el mundo que tiene hoy; todo gracias al talento y los dones que Dios le supo dar a este cataquero excelso, para que tuviera la vida mágica que tuvo. Hoy no nos queda más que defender y promulgar su grandioso talento, para ponerlo al servicio de las nuevas generaciones de Colombia y América Latina.

Pero para nadie es un secreto que este cataquero al que llevamos todos en el corazón desde “La placita de los Perros en Aracataca, donde trasegó su infancia, hasta los picos encumbrados del Himalaya”, a donde llegó la creatividad e imaginación de éste humilde y magistral escritor. El mismo que murió con una profunda nostalgia envuelta en recuerdos, al ser el primer Colombiano desplazado y desarraigado de su País, por una calumnia que lo llevó a vivir bajo un exilio obligado; y a escribir sus cuentos, novelas, crónicas, sin desprenderse del amor que sentía por su Patria querida, siendo esta, su fuente de inspiración, como tantas veces lo confirmó; de ahí su magistral frase que le ha dado la vuelta al mundo con lujos de detalles: “Me siento Latinoamericano de cualquier País, pero sin renunciar nunca a la nostalgia de mi tierra: Aracataca, a la que regresé un día y descubrir que entre la realidad y la nostalgia estaba la materia prima de mi obra”.

Ante estas razones, que hemos expuestos y que es de su conocimiento, queremos muy humildemente hacerle una propuesta, la cual dejaría en buen puesto sus excelentes cualidades humanas y las buenas relaciones que usted mantuvo con el escritor insigne de Aracataca y de Colombia.

La propuesta es la siguiente: Aprovechar esta oportunidad histórica en el marco de Paz, Justicia y Reparación de victimas, _ como banderas de su gran gobierno, resarciendo la honra y la moral del hombre que propugnó por la libertad de sus sueños en términos de equidad social, mal interpretada en su momento, por el gobierno de ese entonces. Y hoy más que nunca queda totalmente claro que nuestro genial escritor estaba por encima de estas viles calumnias, ya que a través del tiempo jamás se le pudo demostrar vínculo, alguno distinto a la consolidación de una paz merecida para Colombia y la que hoy es para usted Señor Presidente, su lucha. Este sería el momento histórico y cumbre de su gobierno para hacer una nota de estilo, en pergamino, de desagravio a la familia García Márquez, Aracataca y Colombia, por los hechos acaecidos y que dieron como resultado el exilio de nuestro nobel a Ciudad de México, donde se mantuvo por 40 años, y donde cosechó tantos honores y reconocimientos mundiales en una patria que no era suya, y a la que amó como propia: ¡Gracias, México lindo y querido!, y se haga pública en la tierra donde tuvo la buena suerte de nacer: CATACA, como a él le gustaba llamarla. Como solicitud expresa y motivada de la Fundación Consejo Cultural Independiente de Aracataca, Realismo Mágico”.

 Excelentísimo Señor Presidente, queremos finalizar que esta invitación formal al Primer Aniversario Póstumo y Conmemoración de su legado para la humanidad, recordándole lo que en sus propias palabras en su momento escribiera el nobel Cataquero: “Tengo el inmenso honor de haberle dado más prestigio a mi País en el mundo entero que ningún otro colombiano en toda su historia, aun los más ilustres, y sin excluir, uno por uno, a todos los Presidentes sucesivos de la República. De modo que cualquier daño que le pueda hacer mi forzosa decisión lo habría derrotado yo mismo de antemano, y también a mucha honra”._ “Yo, con mi paciencia sin término, no tengo ninguna prisa por su decisión. Espero.” G.G.M. q.e.p.d.

Lo anterior indica la necesidad de concluir la espera del Maestro del resarcimiento moral de su honra, de un gobierno justo como el suyo, porque es ¡la libertad de un sueño posible…que vuela!.

 Agradeciendo la atención que le merezca la presente nos despedimos de usted, con alto grado de agradecimiento, y reciba de nuestra organización un fraternal saludo caribeño envuelto en flores y mariposas amarillas, y con el candor y aroma del olor de la guayaba.

Atentamente,

Robinson Mulford Leyva                                                 Mirna Jacobs Vizcaíno

Presidente                                                                            Secretaria       

                                                                  John Santoya Mejía

                                                    Relaciones Públicas

 

Artículo anteriorSan Sebastián: Alcalde Municipal y comunidad de la invasión legalizaran predios
Siguiente ArticuloGobernación se une a conmemoración del Día de las Víctimas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí