Inicio Culturales “La negra” Sarmiento, dueña del primer trofeo que se ganó Diomedes Díaz

“La negra” Sarmiento, dueña del primer trofeo que se ganó Diomedes Díaz

211
0

La NegraPor Juan Rincón Vanegas

El trofeo corresponde al tercer puesto que ocupó en el concurso de canción vallenata inédita del Noveno Festival de la Leyenda Vallenata, año 1976, donde lo acompañó en el acordeón su tío Martín Maestre.

En Curazao, caserío anexo al corregimiento de La Junta, La Guajira, ha vivido toda su vida Ángela Martina Sarmiento Loperena, la mujer de la que se enamoró desde muy niño Diomedes Díaz, y que luego de varios intentos comenzó a vivir con ella y tuvieron una hija de nombre Marena Rocío.

Además, a visitar la casa y el “cuartico” que está en el patio donde vivió con Diomedes, todavía se encuentra la cama que él le compró en 1976. 

“A Diomedes lo conocí en 1969 y me lo presentó mi hermana Adriana, quien era novia de su tío Martín Maestre, el mismo que lo ayudó en la música”.

El recuerdo se posesiona de su memoria e indica: “Ese pelao, de 12 años aproximadamente, yo tenía 14 años, me apretó la mano, me picó el ojo y me tiró varios piropos”.

Así comenzó todo. A los tres años y después de Diomedes hablar con los padres de Martina, a quien llamaba cariñosamente “La negra”, se ennoviaron.

Con la exactitud precisa de una mujer enamorada manifiesta: “el mensajero era José Luis Ramírez, quien trabajaba como ayudante del carro que manejaba Félix Joaquín ‘King’ Sierra y que iba siempre a Valledupar. Él, me mandaba esquelas, era muy romántico, y me contaba sobre sus estudios y sus cosas. Yo, también le contaba que lo amaba y le recomendaba portarse bien, porque él sabía que era celosa”.

Entonces de uno de sus álbumes saca dos cartas. En una de ellas Diomedes escribió: “Las manos que te acarician estampan un beso como el de costumbre al saludarte. Negra, no te imaginas la falta que me haces, yo quisiera estar al lado tuyo, pero tu sabes que no puedo.

 El mejor regalo

Pero para Martina ‘La negra’ Sarmiento el mejor regalo fue cuando Diomedes Díaz, ocupó el tercer puesto en el concurso de canción vallenata inédita del Noveno Festival de la Leyenda Vallenata, año 1976, con el paseo ‘Hijo agradecido’ y donde lo acompañó en el acordeón su tío Martín Maestre. En esa ocasión el primer lugar lo ocupó el doctor Alonso Fernández Oñate con el merengue ‘Yo soy Vallenato’ y el segundo puesto fue para Sergio Moya Molina con el paseo ‘La Fiesta’. La mencionada canción de Diomedes Díaz, fue grabada por Pedro García y Florentino Montero.

“En ese momento yo estaba embarazada y llegó a la casa feliz y me entregó el trofeo que se había ganado en el Festival Vallenato. Me dijo que lo guardara que era el primero de los que después vendrían. El trofeo todavía lo tengo como lo más preciado”.

 

Artículo anteriorOcho instituciones educativas se construirán en siete municipios
Siguiente ArticuloFundación: Maquinaria del Departamento draga el río para prevenir inundaciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí