Inicio Opinion AL GRANO, Suena el río. . .

AL GRANO, Suena el río. . .

85
0

Edgar Castro CastroPor: Edgar Castro C. emcastroc@yahoo.com«>emcastroc@yahoo.com @emcastroc1

La problemática del río Magdalena ha sido tema de los últimos días por parte del alto gobierno. Cuestión en buena hora acometida, no solo para tratar el aspecto de las inundaciones, que tantos inconvenientes de orden socioeconómico han causado en los habitantes ribereños, sino para resolver las dificultades de su navegación.

Previsto estaba que para el mes de octubre pasado, se otorgaría la licitación tasada en 1,2 billones de pesos con el propósito de hacer realidad las obras requeridas para restituirle a la arteria fluvial la navegabilidad, encauzando y manteniendo el cauce desde Barrancabermeja hasta Barranquilla. No obstante por información directa del presidente se supo que solo hasta el próximo 19 de noviembre se comenzará la nueva vida del Magdalena, con la apertura del concurso licitatorio.

Desde hace varias décadas, el transporte por el río, se había perdido o disminuido ostensiblemente porque el lecho ha sido colmatado por los sedimentos que desde su nacimiento hasta su desembocadura arrastra la corriente, disminuyendo la profundidad del canal navegable. Esta sedimentación es también, una de las causas de las anegaciones que han ocasionado catástrofes en los últimos años, especialmente las ocurridas en el año 2010, que aún hoy tienen a pueblos, como los del sur del Atlántico y algunos del Magdalena (Puerto Niño), pendientes de la solución por obras prometidas.

El presidente Santos en intervención, el pasado 2 de noviembre, en la reunión de alcaldes ribereños en Barrancabermeja, manifestó que, a más tardar en un año, el río será navegable desde esa ciudad hasta Barranquilla. Dios oiga al mandatario, porque de ser así en un corto tiempo tendremos, para beneficio especialmente de los transportadores, una alta intensidad en la dinámica comercial entre el Caribe y el interior del país. Tocó Santos, el punto álgido de los costos del transporte de carga, para reiterar lo ya conocido sobre los menores precios que deben pagarse cuando el traslado se hace por el río y no por carreteras e indicó con un ejemplo las facilidades para los carboneros de Norte de Santander para sacar al mercado su producto.

En consonancia, con lo señalado por el presidente, quiero recordar un proyecto del que se habló hace algún tiempo y es el de la construcción de un puerto multimodal a la altura de Plato que permitiría darle desenvoltura al transporte de carbón que sale por vía terrestre desde el Cesar hasta Cartagena. En Plato, tomaría el río aguas abajo y en Calamar seguiría por el canal del Dique hasta la bahía de Cartagena. Aparte de los menores costos que se tendrían, esto ayudaría a descongestionar de tractocamiones la agitada carretera Plato-El Carmen-Cartagena que actualmente hace muy lento el tráfico hacia el puerto turístico. Pero los beneficios, al hacer realidad este proyecto, no solo serían para los carboneros; también se favorecerían quienes llevan carga desde Bogotá o Bucaramanga con destino a Barranquilla, habida cuenta que al llegar por la Ruta del Sol a Bosconia, en el Cesar, girarían hacia Plato a descargar, con los mismos amparos mostrados para el caso de Cartagena.

 Saludamos con beneplácito el que se haga realidad la solución a un consuetudinario malestar, al que desde ya le auguramos los mejores éxitos para coadyuvar en el mejor estar de las comunidades ribereñas, que tantos tormentos han soportado por cuenta del abandono estatal.

Artículo anteriorUNIMAGDALENA lista para las pruebas del examen de admisión 2014
Siguiente ArticuloFundación: Se entregan las ayudas humanitarias a damnificados de la ola invernal

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí