Inicio Actualidad La inocencia del doctor Carlos Eduardo Caicedo Omar siempre estuvo probada

La inocencia del doctor Carlos Eduardo Caicedo Omar siempre estuvo probada

622
0

El Gabinete del Gobierno Departamental del Magdalena acoge con beneplácito la preclusión del proceso investigativo que injustamente cursaba en contra del doctor Carlos Eduardo Caicedo Omar, por los hechos ocurridos en la Universidad del Magdalena entre los años 2000 y 2002, relativos a los homicidios de los miembros de la comunidad universitaria: el estudiante Hugo Maduro Rodríguez y los docentes Julio Otero Muñoz y Roque Morelli Zárate.

La decisión fue confirmada por la Fiscalía delegada ante la Corte Suprema de Justicia, al considerar que no existen méritos para continuar con el proceso penal en contra del doctor Caicedo, dado que no existen pruebas que determinen su participación en los reprochables actos en contra de la vida de inocentes y ejemplares miembros de la sociedad.

El ente acusador deja claro, sin ningún ápice de dudas, que no hay elementos probatorios que demuestren responsabilidad alguna del doctor Caicedo, es decir, que no se establecieron pruebas que demuestren su participación en los hechos, como lo señalaron quienes trataron de enlodar su buen nombre; por ejemplo, el condenado por la justicia, Trino Luna Correa, exgobernador del Magdalena.

Esta decisión judicial confirma una vez más, que desde entonces ha existido una estrategia de persecución política contra el doctor Caicedo por parte de quienes usaron la administración de justicia, para desviar las investigaciones, establecer la verdad de los hechos y condenar a los verdaderos responsables.

Por el derecho a la verdad de las víctimas, incluyendo al doctor Carlos Caicedo Omar y su familia, quienes han enfrentado el hostigamiento mediático por el montaje jurídico que hoy se cae, esperamos que la administración de justicia logre establecer a los verdaderos responsables, determine a los autores intelectuales de los deplorables homicidios ejecutados por paramilitares y sus aliados, y a quienes ya admitieron su responsabilidad material en los crímenes, estos puedan ser sancionados ejemplarmente.

El doctor Carlos Caicedo tiene derecho a que le sea resarcido su buen nombre y su dignidad como ser humano, restableciendo la verdad de su inocencia frente a tales hechos.

En este sentido, el gabinete departamental expresa su solidaridad y afecto al doctor Caicedo, a toda su familia, sus hijos, sus hermanos, su esposa y demás familiares, ratificando que siempre hemos confiado en su inocencia, la cual estuvo probada desde el inicio. Sabemos más bien, que esto ha obedecido a una persecución por razones políticas, por sus ideas de cambio que le han merecido el respaldo popular como alcalde de Santa Marta y actual gobernador del departamento del Magdalena, además de rector de la Universidad del Magdalena, la cual fue refundada al servicio de la juventud y del pueblo magdalenense y del Caribe.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí