Inicio Departamento 277 jóvenes de Talento Magdalena llegan cargados de sueños y esperanzas

277 jóvenes de Talento Magdalena llegan cargados de sueños y esperanzas

120
0

Provenientes de diferentes municipios del Departamento, con entusiasmo, muchas expectativas y cargando sus maletas de sueños llegaron a la Universidad del Magdalena los mejores bachilleres que obtuvieron un cupo a través del programa Talento Magdalena.

La Alma Mater abrió sus puertas a estos 277 jóvenes que iniciaron los respectivos procesos de admisión a través de diferentes actividades y talleres.

Las primeras etapas a las que los futuros profesionales se enfrentaron, estuvieron orientadas hacia el ámbito vocacional y la feria universitaria, que les indica cada uno de los procesos que se viven en la Universidad a través de los programas académicos.

En esta nueva cohorte de Talento Magdalena, los padres de familia son parte fundamental de los distintos procesos, es por ello que, desde el semestre anterior, los padres de familia hacen talleres que los ayuda a comprender la vida universitaria y el apoyo en que se convierten para sus hijos en esta nueva etapa de sus vidas profesionales.

Los jóvenes de estuvieron participando en diferentes actividades

Shirley Vanessa Orozco Rodríguez, tiene 17 años y es proviene del municipio de Algarrobo, con una sonrisa en su rostro y emocionada por conocer la Universidad. “Esto es algo impresionante, yo no creí que me había ganado el cupo porque era una competencia bastante grande”

Cada uno de los aspirantes asume la llegada a esta Casa de Estudios Superiores como un nuevo reto y un camino de esperanza que ya iniciaron a recorrer, Juan Luis Guerra González llegó desde el municipio de El Retén tiene un hermano que ya estudia en esta Institución y expresó que sus expectativas han sido sobrepasadas, por el acompañamiento que le han brindado.

De igual forma, cada uno de los padres de familia que asistieron a los talleres se mostraron satisfechos y complacidos de hacer parte del proceso de formación de sus hijos, uno de ellos es Juan Carlos Meriño Canabal del municipio de Plato quien resaltó el trabajo en equipo de los profesionales a cargo de las actividades.

La emotividad en los padres y madres no se hizo esperar, es el caso de Leandra Gisella Barrios Rodríguez quien es oriunda de Ariguaní quien luego de los talleres regresa a su pueblo confiada en que su hija queda en buenas manos y en una de las mejores universidades del país.

Artículo anteriorProducción de aceite de palma alcanzó cifra histórica en 2022
Siguiente ArticuloUNIMAGDALENA convocada al Campus de Excelencia Internacional del Mar en Europa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí