Inicio Opinion Editorial Las preocupaciones por la inseguridad ciudadana, nos está matando

Editorial Las preocupaciones por la inseguridad ciudadana, nos está matando

118
0

Colombia y sus habitantes, estamos cansados de tantas noticias nefastas para la estabilidad emocional de las generaciones que inician abrirse paso con su desarrollo profesional y en la formación adulta de la toma de responsabilidades y lo peor, que la generación que le siguen solamente están conociendo de magnicidios, de hechos negativos que a diario se muestran, a través de los diferentes medios de comunicación.

Asesinatos, extorción, corrupción y “delincuencias menores”, del parrillero de moto, que, en un santiamén, le arrebata el celular a la joven que camina por una calle cualquiera, pero ese parrillero puede ir armado con arma blanca y si ve resistencia, puede quitarle la vida a la que convierte en víctima.

Pero yéndonos a la ciudad 2 veces santa, en donde vivimos, vemos más casos aterradores, en donde cada día, son más los atracos a propios y turistas, las mayorías culpan a los migrantes de nuestros vecinos, caídos en desgracia y se piensa como justificación, que es el hambre, lo que los lleva a delinquir, pero la realidad, es que se está viviendo una situación, en donde los valores se han perdido el patrimonio de un hombre, su honra, esta por los suelos de nuestro país. Por más que investiguemos, solo encontramos lunares, que a la larga, terminan por avergonzarnos. En este tiempo, lo que faltaba, la dirigencia política, una parte cuestionada, otra en entredicho, algunas encarceladas y sin definirse su situación.

Mientras tanto, nuestra niñez presencia y se entera de todas las situaciones, ya sea por la radio, la televisión y más que todo por las redes sociales, que las tienen a la mano. A esto, nos preguntamos, que será de nuestra patria, ¿en los próximos diez años? ¿Tendremos o encontraremos al líder que pare todo esto?  ¿Tomaremos conciencia los ciudadanos y haremos un alto en la proliferación del delito? ¿Se seguirá envenenando a la juventud de nuestros jóvenes y a los de otras latitudes, con la droga?  Porque realmente, mucho tiene que ver esta cultura, con la problemática.

Son muchas las preguntas y pocas las respuestas, los gobernantes, los congresistas deberían, preocuparse más, por hacer leyes y campañas directas a la juventud y, ante todo, que conduzcan a la paz y a la estabilidad generacional. A los demás, a nosotros, solo nos toca, tratar de aportar, con nuestro ejemplo y dirección, a quienes tenemos a cargo, una reflexión, para evitar ser “contagiados” de ese camino oscuro de los vicios y la delincuencia.

Pongámonos en los zapatos de quienes han puesto las víctimas, de quienes han perdido el fruto del trabajo de toda una vida, y como si fuera poco, han sido desplazados o expulsados de su hábitat, de sus territorios en donde formaron una familia, como aportantes a la economía nacional.

Debemos consolidar un frente de toda esta situación   iniciando, empezando a denunciar los hechos que conozcamos y que tiendan a desestabilizar los estamentos del gobierno nacional, departamental municipal y, sobre todo, la unidad familiar, quienes son los que más aportan a la desgracia de un pueblo.

Las armas, las situaciones ilícitas, han creado unos monstruos de maldad, el narcotráfico se ha apoderados de todos los puntos cardinales de nuestro territorio, las pugnas por el poder han dejado pálidas las luchas de un hombre como el Libertador Simón Bolívar, quien dio su vida, por liberar del yugo español a nuestra Patria, esas luchas tenían una ideología y conducían a la nación, al fortalecimiento de la democracia, para beneficio de los ciudadanos. Pero hoy, muy pocos, son los políticos y la gente del común, que quieren y luchan por el bienestar del pueblo en general.

Artículo anteriorPiero, Ceferina Banquez y Los Bonobos llegan al Teatro Santa Marta
Siguiente ArticuloInauguran obras de la subestación Río Córdoba

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí