Inicio Opinion EDITORIAL: 2015 año del reto educativo

EDITORIAL: 2015 año del reto educativo

169
0

 El departamento del Magdalena en el aspecto de la educación pública, ha permanecido durante mucho tiempo, en los últimos lugares del entorno nacional; pero la administración del gobernador Luis Miguel Cotes Habeich, ha venido luchando, para fortalecer los programas de la mencionada cartera, brindando capacitación a los docentes, cubriendo las plazas necesarias, con el fin de obtener una mayor cobertura y lograr optimizar el servicio educativo cumpliendo con la Constitución y la ley, brindando a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, la oportunidad de acceder a los conocimientos necesarios que les llevarán a convertirse en los hombres de bien.

No obstante, que la Administración departamental a través de la Secretaria de Educación, ha desarrollado los temas propuestos por el gobierno nacional a través del Ministerio de Educación y ha llenado las vacantes para contar con los docentes necesarios, que impartirán educación a los 194 mil estudiantes que deben, estar matriculados para el año lectivo del 2015.

Los padres de familia son pieza fundamental para que el Magdalena llegue a ocupar el sitio que se merece en el ámbito nacional, pues ¿quien más interesado, en que un hijo, pueda tener acceso a la educación? Y que el gobierno le garantice un sitio adecuado en donde pueda recibir los conocimientos que le impartirá un docente debidamente capacitado y desarrollando sus accionar empleando los más recientes métodos educativos?. Aquí, entran a actuar las Personerías de cada municipio, que son las garantes ante la comunidad, del cumplimiento de las normas y deberes del ciudadano y de la Administraciones municipales y así como demandan entutelando a la Secretaría de Educación (como ocurrió en el municipio de Pivijay) ante la falta del nombramiento de un docente para una determinada plaza, igualmente deben conminar a los padres de familia, a que matriculen a sus hijos en los respectivos planteles, para que reciban las enseñanzas básicas que les servirán en el futuro.

También les corresponde a los alcaldes, como primera autoridad civil, militar y de policía de su circunscripción municipal, velar para que las instituciones educativas, se encuentren en buenas condiciones en el aspecto administrativo, de infraestructura y cubrimiento docente.

Todos estos factores, unidos con una supervisión estricta y practicando un sistema administrativo claro, sin sesgos, apartado de la corrupción, sin alcahuetear las situaciones, que han venido campeando en el desarrollo de la actividad educativa, en donde encontramos rectores, supervisores o directores de núcleo, quienes certifican como positivas, ciertas situaciones contrarias, que sólo afectan a los estudiantes. Indudablemente que al actuar dando cumplimiento a lo estipulado en los contratos, sin abandonar las horas de clase, porque por ejemplo, viven en la subregión del río donde a las once y media zarpa el ‘jhonson’ y se van para Barranquilla, sin importar como quedan esos niños, pues los horarios no se han cumplido y así, se les va llevando a la deserción.

Si obramos en conjunto con responsabilidad, tendremos las aulas de clases con el cupo completo de estudiantes, con docentes bien ubicados, debidamente capacitados y con el suficiente sentido de pertenencia, para cumplir a cabalidad con su cometido, que los conducirá, a llenarse de orgullo cuando se publiquen los resultados y encontremos al Departamento en una ubicación digna.

 

Artículo anteriorLa E.S.E. Hospital de Salamina presenta sus estados financieros
Siguiente ArticuloHistórica cifra de docentes nombrados en provisionalidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí