Inicio Generales Banco Agrario se transforma para facilitar la vida de los campesinos

Banco Agrario se transforma para facilitar la vida de los campesinos

51
0

Banco AgroLa paz se siembra en el campoEl Gobierno Nacional presentó “Agroágil” y les demostró a los productores agrícolas y líderes campesinos de Boyacá, los resultados en materia de acceso a crédito. También les rindió cuentas sobre los avances del Fondo de Solidaridad Agropecuaria  (Fonsa) y los programas que existen para los que no están incluidos en este alivio financiero. 


El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, les recalcó a los campesinos que la paz se siembra en el campo y que ellos son prioridad en el Gobierno, dentro de lo cual el acceso al crédito encabeza la lista retos para mejorar sus condiciones de vida y productividad. 

«Desde 2010 el Gobierno ha destinado al sector agropecuario por parte de Finagro $27 billones, lo que implica que 9 de cada 10 desembolsos de crédito han sido para los pequeños productores. ¡Ese es el foco de la atención!», destacó el Presidente Santos desde el municipio de Tibasosa, Boyacá.

El Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, afirmó que el Gobierno sí le está cumpliendo a los productores y explicó que de los 80 mil pagarés que tiene el Fonsa -el alivio para los productores que están en mora y tienen deudas de hasta 20 millones-, se ha recogido más del 55 %.

El presidente (e) del Banco Agrario de Colombia, Francisco Solano, argumentó que solo seis instituciones financieras en Colombia, de las 49 que existen, tienen más de 50 mil clientes, mientras que el Fonsa cubre 80 mil clientes, de los cuales 75 mil son atendidos por el Banco Agrario, lo que demuestra la dimensión de la labor de la entidad.

«Arrancamos en septiembre pasado a recoger los pagarés y hoy hemos cubierto más del 55 %; en Boyacá la cifra es de 85 %. Hemos realizado brigadas permanentes en donde el productor solo tiene que firmar», explicó Solano.

Son $33 mil millones los que tiene el Fonsa para los campesinos que están agobiados con sus deudas, para cubrir a los principales sectores de las actividades del campo.

Teniendo en cuenta que no todos quienes están en mora son beneficiarios del Fonsa, el Ministro Iragorri recordó que para los medianos productores o las cadenas que no están incluidas, se creó un Programa de Normalización de Cartera, que ha refinanciado deudas por más de $300 mil millones.

 

 

“Agroágil”, a la medida de los campesinos.

A esta transformación del Banco Agrario se suma la innovadora solución de “Agroágil”, que premia a sus buenos clientes: «por primera vez llega un crédito de libre inversión, con aprobación en solo tres días, sin papeleo, sin codeudor y sin hipoteca»; explicó el Ministro Iragorri.

«Es un cupo rotativo que va desde $100 mil hasta $10 millones de pesos. El primer requisito para acceder es que tengan cuenta en el Banco Agrario, no se le exige hipoteca, ni codeudor y en solo tres días se les aprueba y desembolsa», agregó el jefe de la cartera agropecuaria.

“Agroágil” no solo es para actividades productivas, también se creó para mejorar la calidad de vida de los campesinos como un crédito de consumo.

El Ministro además se comprometió a ofrecer la tasa más baja del mercado, 1.3% nmv (16.77% EA) y 48 meses de plazo para el pago.

Reforma al sistema financiero

Por su parte Luis Eduardo Gómez, presidente del Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro), argumentó que los recursos que se han canalizado para el sector agropecuario durante este Gobierno no tienen antecedentes.

 «Más de un millón 142 mil créditos nuevos, recursos frescos que se le han entregado al agro y lo más importante es que 470 mil, es decir más del 45 %, han sido para nuevos usuarios del crédito», afirmó Gómez.

El secreto para lograr este avance es que aparte de garantizar los recursos, el mismo Gobierno Nacional a través del Fondo Agropecuario de Garantías, está sirviendo de fiador a los pequeños productores.

«Si hay alguien que quiere trabajar y tiene un proyecto viable, el Gobierno no solo tiene los recursos, sino que lo respalda ante las entidades financieras para que ellas le otorguen esos créditos», dijo  Gómez.

De esta forma se ha hecho una gran reforma a todo el sistema financiero agropecuario, ahora los créditos son más oportunos, de acuerdo con los ingresos de la cosecha, y suficientes para que los proyectos no se queden a mitad de camino.

Además, el pago de capital e intereses es de acuerdo con lo que produce el mismo cultivo o actividad pecuaria, piscícola o forestal, abriendo así todas las posibilidades de pago.

Artículo anteriorMinCultura, Unimagdalena y Gobernación se unen para identificar el patrimonio de nueve municipios
Siguiente ArticuloLista solución para garantizar abastecimiento de agua en Santa Marta, para los próximos 50 años

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí