Inicio Generales “Seguridad en regiones fundamental para convertir a Colombia en potencia alimentaria”: Nicolás...

“Seguridad en regiones fundamental para convertir a Colombia en potencia alimentaria”: Nicolás Pérez Marulanda

463
0

Con el lema «El mundo, la política y el futuro del campo”, se dio inicio en Bogotá a la edición 40 del Congreso Agropecuario Nacional organizado por la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, destacándose como el evento insigne del sector agropecuario colombiano.

Este foro congrega cada dos años a los principales protagonistas públicos y privados, nacionales e internacionales, del sector agropecuario. Es un encuentro de diálogo y análisis crítico sobre los desafíos y oportunidades que enfrenta el sector, consolidándose como una plataforma esencial para la construcción colectiva de un futuro sostenible y próspero para el agro en Colombia.

En la agenda del primer día de evento, el Presidente Ejecutivo de Fedepalma, Nicolás Pérez Marulanda participó en el panel “El conocimiento gremial, pilar de la reforma agraria y garante de la sostenibilidad y seguridad alimentaria”; conversatorio que estuvo dirigido por Jorge Espinosa, Editor General de Caracol Radio, y tuvo también las intervenciones de Rafael Hernández, Gerente General de Fedearroz, y Germán Bahamón, Gerente General de Fedecafé.

En su intervención, Nicolás Pérez Marulanda habló sobre la productividad de la agroindustria de la palma de aceite en el país.

“El año pasado estuvimos en promedio 3,7 toneladas de aceite crudo de palma por hectárea, productividad que ha venido creciendo y no se diferencia mucho de los grandes productores en el ámbito del mundo. Si quiero resaltar que la productividad varía mucho dependiendo de la región; sin embargo, hemos identificado que la escala no es condición para tener productividades altas, hoy nos acompañan 10 palmicultores de pequeña escala, que son referentes de productividad en cada una de sus regiones. Para que ustedes tengan una idea, hay productores en Colombia que pueden lograr hasta 9 o 10 toneladas de aceite crudo de palma por hectárea en promedio. Las buenas prácticas agrícolas son la clave para lograr el potencial en el cultivo”.

Además, resaltó el rol de la parafiscalidad palmera y su aporte a la financiación de la investigación y transferencia de tecnología y al programa de Aceite de Palma Sostenible de Colombia que ha beneficiado especialmente a los productores de pequeña escala. “Buena parte de las acciones que desarrolla Fedepalma en nuestro brazo de investigación, Cenipalma, está financiado gracias a los recursos que los mismos palmicultores aportan al Fondo de Fomento Palmero. Para mí la investigación y la transferencia de tecnología son muy importantes ya que el sector agropecuario enfrenta diariamente el clima, las plagas y enfermedades, y por eso es clave apoyarnos en un soporte técnico. Tres de cada cuatro pesos de la parafiscalidad palmera se invierten en investigación”.

Pérez Marulanda destacó que la seguridad física y jurídica en las regiones es un punto fundamental para convertir a Colombia en una potencia alimentaria. Sin esta condición óptima, no podemos esperar que nuestros productores lleguen a ser competitivos y rentables.

Finalmente, se refirió a la Reforma Rural Integral, asegurando que el gremio y el sector tienen voluntad para realizarla, protegiendo la propiedad privada, entregando tierra a quienes tengan vocación agrícola y apoyando igualmente a quienes ya cuentan con tierra, pero no tienen legalizada la tenencia de sus predios. Pérez Marulanda concluyó que el gremio continuará aportando con un modelo de negocio probado y exitoso y el gobierno, a su vez, debe comprometerse con garantizar las condiciones básicas como vías, seguridad y conectividad, entre otros aspectos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí