Inicio Opinion Derecho Penal/ El complejo de preso

Derecho Penal/ El complejo de preso

440
0
Melchor  Tirado Torres

Inicio mi plática definiendo ¿qué se entiende por un complejo?, con la respuesta duple a saber: a) Un complejo, de manera general, puede ser la unión de dos o más cosas para conformar un todo, puede referirse a algo que se compone de elementos diversos, o a una cosa complicada o difícil. La palabra, como tal, proviene del latín complexus, participio pasado de complecti, que significa ‘enlazar’, como ejemplo de lo complejo se diría “el estudio del universo es complejo”, por la cantidad de aspectos y variables físicas que intervienen, y, b) Desde el punto de vista psicológico, el complejo, se refieren al conjunto de sentimientos inconscientes, adquiridos por experiencias vividas en algunos casos desde la infancia y que influyen sobre la personalidad y por contera con su comportamiento social; en cuanto a la clasificación se pueden dar cuatro (4) clases de complejos a saber: Complejo de inferioridad, complejo de culpa, complejo de éxito y complejo de ignorancia. La palabra complejo fue aplicada por primera vez a la psicología por Carl G, como ejemplo de complejos mencionaría: El complejo de Electra y el de Edipo son conceptos que se desarrollan desde el psicoanálisis. Ambos se refieren a la cantidad excesiva de deseos amorosos que tiene una niña hacia su padre (complejo de Electra) y un niño hacia su madre (complejo de Edipo); ahora bien, ¿Qué significa complejo de alguien? Coloquialmente, se dice que una persona tiene un complejo cuando se cree poseedora de cierto defecto, físico o psicológico, o cuando subestima su capacidad, quedándole resentida la autoestima y sintiéndose, en muchas ocasiones, inferior a otras personas. Con todo este preámbulo llegamos, a la antesala del “complejo de preso”, que sería lo que llamamos ¿el síndrome del preso? Que ocurre cuando el preso finalizó su condena y nadie lo esperaba en la puerta de salida,»Además del peso de las maletas, está el peso del tiempo, la tristeza y la terrible soledad», comenta. «Es volver para atrás, por eso te cierran la puerta rápido cuando vos salís». Y se da cuando dentro de la prisión el preso experimenta que se encuentra solo en el mundo real, sin nadie que lo espere a la salida. Este miedo, conocido como el «síndrome del preso», supone una pérdida de autoestima para los presos. Además, pueden sufrir ansiedad, depresión y un miedo constante de rehacer sus vidas, les angustia; y por último, llegamos a nuestro título el llamado “complejo de preso” en el que “él alguien” es precisamente “un preso”, o aquella persona que por circunstancias especiales judiciales pudiera llegar a tener la condición de preso, esta circunstancia se da cuando existe una gran carga emocional negativa para la persona, a manera de ejemplo expongo un caso: Un individuo que está en curso en un proceso penal, y por su preparación y conocimiento sabe que las posibilidades de que sobre él recaiga una sentencia condenatoria en firme son altas, puede llegar a experimentar este complejo, que es en sí una depresión emocional, cevera y grave, lo cual, dependiendo del grado de intensidad “moralmente” lo inhabilita para interactuar socialmente, ya que conscientemente teme un rechazo social, cuanto más alto tenga el prestigio la persona afectada (antes del caso judicial penal), mayor será El Complejo de preso.

* Abogado.

melchortiradot@gmail.com.

Artículo anteriorCORPAMAG impone medida preventiva de suspensión en obra de construcción de vía en el Cerro EL Yucal
Siguiente ArticuloEntregan nuevo laboratorio y equipos para grupos de investigación de UNIMAGDALENA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí