Inicio Generales Aeropuerto de Santa Marta cerrará el 2022 con cuatro millones de pasajeros...

Aeropuerto de Santa Marta cerrará el 2022 con cuatro millones de pasajeros movilizados

183
0

Aeropuertos de Oriente S.A.S., anunció que para el cierre del 2022 se espera llegar a cerca de cuatro millones de pasajeros movilizados por el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Santa Marta.

“Es una cifra que nadie esperaba para este año y que solo vislumbrábamos para
el 2027 (según proyecciones del Plan Maestro del aeropuerto estructurado por la Aeronáutica Civil). Tenemos un crecimiento promedio del 150%, en comparación a las cifras registradas antes de la pandemia (Covid-19).

En 2019, los viajeros estuvieron cerca de 2.360.000 pasajeros”, detalló Nelson Rodríguez Cruz, Gerente de Aeropuertos de Oriente S.A.S. Esto quiere decir, que la región y el terminal aéreo se adelantaron cinco años en viajeros. Hoy se reciben y atienden en el aeropuerto, en promedio, cerca de 325,000 pasajeros al mes, cifra que al día representa 10.685 usuarios y hasta 1.035 viajeros por hora.

Es importante resaltar que los datos no contemplan los familiares o acompañantes que reciben o despiden a cada pasajero, que usualmente son de 2 a 4 personas.

“Este comportamiento era impensado, incluso por las entidades expertas a nivel mundial en la materia, como la ACI World Airports Council International (Asociación de Aeropuertos a Nivel Mundial). La entidad estimaba, según sus proyecciones postpandemia, que solo hasta el 2024 se recuperarían los niveles de pasajeros registrados en el 2019”, resaltó el alto ejecutivo.

El escenario hoy es muy favorable, a pesar de haber afrontado una pandemia que
llevó a mantener cerrado el aeropuerto de Santa Marta por seis meses, un aumento en el costo de vida por la inflación del país (canasta familiar) y, en especial, por el incremento de precios en la importación de insumos, repuestos, fertilizantes, entre otros, causados por la limitación de contenedores a nivel mundial y los impactos del conflicto existente entre Rusia y Ucrania.

Para contrarrestar estas dificultades, la Concesión desarrolló un Plan Estratégico a nivel Comercial y operativo, apoyado con las autoridades departamentales y locales, así como por las aerolíneas que creyeron en el destino, buscando reactivar rápidamente las rutas prexistentes y ampliar la conectividad aérea de Santa Marta y el aeropuerto.

El trabajo realizado arrojó sus frutos céleremente, alcanzando la meta de
restablecer el nivel de pasajeros prepandemia en mayo de 2021. Resultado de ello fue el ingreso de Wingo en 2020 con su ruta a Bogotá y la apertura del vuelo a Cali con Viva Air. Para el 2022, aterrizó Ultra Air con vuelos a Medellín, Bogotá y Pereira, y Copa Airlines permitió retomar la operación internacional en junio, con la ruta a Ciudad de Panamá. Es importante recordar que en próximos meses se materializará el vuelo directo que conectará a Santa Marta con Miami, Estados Unidos, cuya ruta será operada por Avianca (en días pasados recibió la aprobación por parte de la Aerocivil).

Los retos Ante el adelantando en cinco años de las proyecciones de pasajeros, se generaron grandes retos para la infraestructura aérea con la que cuenta hoy la ciudad. Su capacidad se observa en momentos pico de la operación al límite, lo cual se refleja primordialmente en la sala de abordaje, por la acumulación de personas y la sensación térmica que esto genera.

Por ende, hoy se encuentra en curso un proyecto de ampliación en el corto plazo para la terminal, proyecto que se ha venido desarrollando de la mano de la Aeronáutica Civil, la Agencia Nacional de Infraestructura y la Interventoría de
nuestro contrato.

“Un pequeño bosquejo del proyecto es el siguiente: se ampliará el primer y segundo piso en 420 m2 en el costado noroccidental de la terminal, sobre la terraza hoy desaprovechada en este costado de la terminal aérea.

Adicionalmente, se ampliará la Sala de Embarque Nacional casi que duplicando su área (975 m2 adicionales), los cuales serán construidos sobre la actual zona de carga (bodega). Sumado a ello, se construirá un mezanine sobre la parte central de la Sala de Embarque Nacional, que funcionará como un tercer piso en un área aproximada de 1020 m2. Con esto, se aumentaría la capacidad instalada para los pasajeros, aportando a una mejora significativa para su acomodación en un total de 2000 m2. Todas estas mejoras planteadas incrementarán considerablemente la capacidad de la terminal, pero adicionalmente el confort y satisfacción de los usuarios”, detalló el Gerente de Aeropuertos de Oriente S.A.S.

El alto ejecutivo agregó, además, que “como parte de este proyecto, uno de los
hitos más importantes es el aumento de la capacidad del aire acondicionado.

Durante la ejecución de las obras, se instalarán nuevos equipos que optimizarán ostensiblemente la climatización, con lo cual la percepción de aire frío mejorará notoriamente para los pasajeros”.

Ahora bien, mientras se surten los trámites contractuales para que estos
proyectos sean una realidad, la Concesión se ha enfocado en poner a punto el
sistema de climatización, el cual sufrió averías propias de la inactividad generada por la pandemia. Por ende, se realizaron trabajos para optimizar su
programación y control; se reemplazaron componentes como sensores, válvulas, filtros y ductos; calibración de refrigerantes; lavado de UMA’s.

Igualmente, sehan ejecutado desincrustes o remociones de sedimentos e impurezas de los equipos centrales, todo coordinado con un técnico especializado que se tiene disponible diariamente en el aeropuerto.

De todas las actividades previstas para poner en óptimo funcionamiento los
equipos, resta solo el recibo de unos repuestos para el mes de septiembre. El fabricante de los mismos está en proceso de fabricación, proceso que ha tardado debido a la afectación grave que sufrió la cadena de abastecimientos a nivel mundial, ocasionando que procesos que normalmente duran entre 4 y 6 semanas, hoy tarden más de 16 semanas para obtener lo requerido.

“Paralelamente, hemos analizado otras opciones mientras se aprueba y ejecuta el proyecto de ampliación. Se contempla la instalación de películas UV en los ventanales de la terminal, equipos adicionales de enfriamiento a lo largo de la sala de abordaje o la ubicación de ventiladores industriales que permitan una mejor circulación del aire frio que emiten los dispositivos ubicados en el techo”, puntualizó Nelson Rodríguez Cruz.

Los retos seguirán surgiendo y nosotros continuaremos afrontándolos. Seguiremos cumpliéndole a la región, como nos hemos caracterizado y también demostrado con la construcción de la nueva infraestructura aeroportuaria de Santa Marta y el Magdalena. Invitamos a todos los sectores a seguir trabajando unidos bajo una misma causa: el bienestar del destino y de su gente.

Artículo anteriorPrograma de Enfermería de UNIMAGDALENA obtiene Acreditación Internacional
Siguiente ArticuloSENA y UNIMAGDALENA entregaron $1.360 millones a emprendedores del Alma Máter

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí