Inicio Opinion Editorial Santa Marta, Naturalmente Mágica

Editorial Santa Marta, Naturalmente Mágica

322
0

Santa Marta, naturalmente Mágica este slogan, es preciso para la ciudad Dos veces Santa, Este y otros apelativos  como La magia de tenerlo Todo, la Bahía más bella de América entre otros, indudablemente han dado resultados positivos, en el ámbito nacional e internacional, que se han podido apreciar no solo en temporada, sino que actualmente, es permanente, la ocupación en los hoteles, hostales y apartamentos en arriendo.

Consideramos oportuno realizar un concienzudo balance de lo que ha sido este año, que pronto finaliza y ya existen reservas para fin de año  y principio del 2022. Se ha demostrado que es un destino turístico apetecido por nacionales y extranjeros, y ante la posibilidad de acrecentar cada día más el ingreso de más y mejores turistas, la dirigencia distrital debe de acuerdo a los resultados conocidos, tomar la imperiosa decisión de  acometer proyectos para subsanar las deficiencias presentadas; debemos recordar que “turista satisfecho, trae más turista” pero así mismo, se puede aplicar “turista insatisfecho, recomienda negativamente, el sitio visitado”

Con base en los anteriores aforismos, debemos analizar, cual es el punto máximo de cobertura, de los servicios públicos domiciliarios en el Distrito samario, pues una de las mayores quejas, de los hoteleros, apartamentos, casas y demás, es la deficiencia en los diferentes servicios públicos. Reconocemos que el ESSMAR, estaba haciendo grandes esfuerzos, por mejorar el principal problema que tiene que ver con el acueducto, pero se esforzó que desafortunadamente, en pleno invierno, una bomba, sufrió un daño, para el cual, no había repuesto en el país y había que importarlo (cosa que no es de un día para otro), esto, ocasionó rebote en las alcantarillas que encharcaron muchas calles y la verdad es que la ciudad, no estaba preparada para semejante impase, para asumir la avalancha de turistas, que invadió a Santa Marta, en la pasada temporada de puentes en la ola invernal.

Ahora para completar, no sabemos qué va a suceder, con la intervención que la Superintendencia de Servicios Públicos, le hizo al ESSMAR, pues tenemos experiencias nefastas, con las intervenciones que han realizado por ejemplo con los hospitales de El Banco Magdalena, con la ESE Distrital y hasta con el Universitario Julio Méndez Barreneche, en donde en vez de aumentar las camas, le dieron de baja a un alto porcentaje y nunca hubo una respuesta, el por qué del hecho.

Pero pasando a los otras problemáticas, tenemos la cantidad de basuras que enlodaban el Centro Histórico, el Rodadero y otros sitios emblemáticos de la ciudad, cuestión que en parte es consecuencia  del mismo daño de la bomba, agregándole, que la empresa de operadora, de la recolección de residuos sólido,  que es privada, con la empresa interventora, deben ser más responsables y cumplir con inversiones, para suplir cualquier imprevisto. En el Rodadero por ejemplo, las calles lucen un deplorable estado, sobre todo en las primeras horas del día, pues la desmedida, afluencia de turistas, generan una cantidad desmesurada de basuras, que hacen lucir muy mal, el balneario.

Pero el lunar más grande, que presenta la ciudad, es la falta de control, en la llamada hotelería paralela, ya es hora de reglamentar, este tipo de negocios, en donde alojan hasta 20 personas en un apartamento, que dispone de una capacidad máxima para 6 u 8 personas y estos hospedajes, no le representan ni un centavo a las arcas distritales. Pero el exceso de ocupantes conlleva, a que los servicios públicos, sean insuficientes,  pues la prestación del servicio, está diseñado,  en el cálculo de una ocupación normal de acuerdo al censo ocupacional existente  y una proyección, de futura ampliación.

Si a pesar de las incomodidades, los turistas, regresan a su hábitat, satisfechos con “la magia de tenerlo todo” la ciudad debería prepararse mejor, para recibir igual o más cantidad de turistas, que vienen atraídos por las bellezas del entorno y lo barato que resulta vacacionar, en un apartamento de El Rodadero, de Gaira, o cualquier playa del complejo turístico que indudablemente corrobora que el eslogan, de Santa Marta, la magia de tenerlo todo, o Santa Marta, naturalmente mágica.

Artículo anteriorAlcaldía Distrital suspende actividad económica a 4 ‘patios rumberos’
Siguiente ArticuloLa Colombia de Petro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí