Inicio Culturales ‘Oídos Para Ver’, una oportunidad a los invidentes de hacer sus sueños...

‘Oídos Para Ver’, una oportunidad a los invidentes de hacer sus sueños realidad.

74
0

cajamagLo que comenzó hace ocho años como un espacio de integración y pasatiempo creado por la Caja de Compensación Familiar del Magdalena para una pequeña comunidad, se ha convertido con el pasar de los años en la principal fuente de rehabilitación y surgimiento de toda una población invidente y de baja visión en Santa Marta y el Magdalena que cree y siente que hoy existen muchas razones para vivir y luchar por sus sueños.

En el optimismo con el que enfrentan su realidad, se refleja el valor e importancia que ha adquirido para las personas con problemas de visión, el programa de la Biblioteca de Cajamag ‘Oídos para ver’, el cual fue diseñado como una herramienta de inclusión, dirigido a aquellas personas que a pesar de no poder disfrutar del mundo con sus ojos, lo hacen con el corazón y sus demás sentidos.

En Santa Marta y municipios del departamento la población invidente es numerosa; algunos desde su nacimiento conviven con esta discapacidad y otros han tenido que enfrentarla en algún momento de su vida. Todos ellos llegaron a pensar que no habría oportunidad dentro de la sociedad, sin embargo, con la ayuda y apoyo de Cajamag, han descubierto que no es así y que pueden llegar a ser realmente útiles en muchas labores.

Precisamente eso es lo que busca transmitirle ‘Oídos Para Ver’, el programa que de forma gratuita se ofrece en el Centro Cultural y de Capacitación, donde niños, jóvenes y adultos de todas las edades con problemas de visión llegan en busca de una voz de aliento y se marchan llenos de motivación, seguridad y ganas de emprender o retomar sus metas.

Luis Quintero, un joven de 27 años de edad siente que volvió a vivir. Él hace cinco años como consecuencia de una enfermedad perdió la visión, sintiendo que la oscuridad rodearía su mundo y que solo le quedaba resignarse, pero su vida dio un giro total, luego de ingresar al programa de la Biblioteca de Cajamag. Allí conoció amigos y encontró el apoyo e impulso que necesitaba para ver la luz de nuevo.

cajamag 1

“Cuando perdí la vista por Hidrocefalia no quería salir ni hablar con nadie, creía que la vida ya no tenía ningún sentido, y con esa actitud permanecí por un largo tiempo, encerrado, hasta cuando supe de la existencia de un espacio para personas invidentes al que asistí sin muchas expectativas, no obstante,  con las capacitaciones, aprendizaje y acompañamiento del grupo, volví a creer en mí y en lo que podía lograr”, relata.

Actualmente Luis Quintero cursa decimo semestre de Psicología en la Universidad del Magdalena y es referenciado como un claro ejemplo de superación y testimonio de rehabilitación dentro del programa ‘Oídos Para ver’, el cual según explicó Addys Martínez, directora de la biblioteca de Cajamag cumple con una trascendental labor social en el Magdalena.

“Cajamag bajo las directrices del doctor Jairo Donado Pinto le ha apostado a la implementación y mejoramiento de este programa, con el fin de brindarles enseñanzas y  orientación en sistemas e informática a los discapacitados visuales para que aprendan el funcionamiento del computador y puedan lograr ser independientes”,  explica Addys Martínez.

Pero más valioso que cualquier capacitación, es el calor humano y apoyo psicológico que recibe la población de invidentes en Cajamag, lo cual ha sido recibido con mucho agradecimiento por cada uno de sus miembros, quienes en su proceso consiguen desarrollar diferentes habilidades y desenvolverse cada vez mejor.

Al referirse sobre el aporte de este programa de Cajamag en cada una de sus vidas,  los beneficiarios aseguran emocionados  que era la oportunidad que necesitaban para demostrarse a sí mismos y al mundo entero que ellos quieren y pueden ser parte activa de cualquier área.

Un testimonio claro de ello, lo representa Alfonso González Arregoces, quien también por cosas del destino perdió la visión y con ello las ganas de seguir luchando por sus objetivos. Antes de que eso sucediera se caracterizaba por ser un asiduo lector, por ello al no poder disfrutar del mundo de los libros, su alegría y energía se apagaron.

“No era capaz de dar un paso a ningún lado, me creía incapaz de hacer las cosas y solo quería permanecer postrado en una cama,  en ese momento pensé que todo había terminado para mí, sin embargo, cuando Cajamag creó ‘Oídos Para Ver’,  sentí que Dios me estaba dando otra oportunidad, así que la aproveché y gracias a ello el ánimo retornó a mi vida, logrando en poco tiempo ser independiente y realizar cualquier trabajo con mis propios esfuerzos”, expresa.

Fue tanta la motivación y deseos de superarse de Alfonso que hoy a sus 57 años es el instructor oficial de este programa en Cajamag y es ejemplo a seguir en Santa Marta y municipios del Magdalena, donde imparte educación a muchas personas que ven en él una clara demostración que sí es posible para un invidente alcanzar sus sueños.

Este programa de rehabilitación es según el instructorun espacio donde sus integrantes comparten ideas, plantean proyectos de vida y hacen nuevos amigos al tiempo que se capacitan en el manejo de un software lector de pantalla, que tiene la función de reconocer y sintetizar lo que va sucediendo en la pantalla del computador, permitiéndole el normal uso de todas sus herramientas a cualquier discapacitado visual.

‘De oídos Para Ver’ han surgido escritores, poetas, profesores y muchos otros talentos, resultados que incentivan a los directivos de Cajamag a seguir apoyando el programa y garantizarle todas las herramientas e infraestructura a esta población que demuestra con sus actos, el deseo de ser  vistos con mejores ojos dentro de la sociedad.

Artículo anteriorMagdalena participa con 16,7% de la producción nacional de aceite de palma
Siguiente ArticuloOscar Iván Zuluaga: “Esperamos el apoyo de otros sectores el 15 de junio”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí