Inicio Opinion Editorial: Los tropezones enseñan a levantar los pies

Editorial: Los tropezones enseñan a levantar los pies

21
0

El fallo de un juez en el que suspendía de sus funciones al gobernador del Magdalena, fallo éste que suscitó controversias, pues unos señalaban que no era procedente y otros, los menos si estaban de acuerdo con el proceder de quien se hizo célebre al emitir este fallo, paralizó y aún mantiene paralizado al Departamento, pues los diputados todavía no vislumbran cual será el futuro que se cierne sobre algunos de ellos.

Al suspender al gobernador elegido con una inobjetable ventaja de sufragios, el gobierno debió enviar a un funcionario que se encargó, de suplir la ausencia del titular.

El tiempo que duró el encargo, fue bien aprovechado por nuestro joven gobernador, quien aprovechó este tiempo, para hacer un examen profundo de los que ha venido haciendo y lo que va a realizar en el resto del tiempo, en que administrará el ente territorial.

.

 Creemos que el Mandatario magdalenense, se dio cuenta que la fogosidad de su juventud, debe ser dosificada, para no cometer errores, que algunos están esperando que los cometa; por lo que debe atemperarse y asumir las situaciones con carácter, no ceder fácilmente a los cantos de sirenas, que permanecen endulzando sus oídos, como las damiselas señoritongas, que pululan alrededor de los grandes deportistas, estrellas de la canción o de la pantalla o también de los jóvenes ejecutivos de gran porte y masculina belleza, con el fin de obtener sus románticos favores y a veces obedeciendo órdenes de quienes buscan el acercamiento con, en este caso, del joven gobernador para hacerle daño.

Consideramos que esta suspensión, legitima o no, legal o ilegal, pero que emanada de un juez, tuvo que ser respetada, lo ha hecho madurar y seguramente, ha establecido un laboratorio vivencial de lo que enfrentará y como lo hará de aquí para adelante,  para ser un gobernante ejemplar, transparente, que no ceda con facilidad, a los requerimientos superfluos y facilistas de quienes lo buscan, para obtener su propio beneficio.

A estas horas el gobernador ha cursado el ciberespacio de la madurez y ha obtenido mayor sapiencia y aunque su aspecto físico no lo represente, seguramente en su alma y mente se ha incubado el carácter de quien se convertirá en poco tiempo, en uno de los líderes político que tanto necesita este agobiado y estigmatizado Departamento, en donde la clase política ha sucumbido ante el señalamiento de los gestores de la justicia, que han encontrado méritos para suspender, inhabilitar y hasta recluir en la cárcel, a quienes nos representaban en el Congreso de la República.

Los últimos acontecimientos nos señalan que no es tiempo de entrar a lamentarnos, sino enarbolar la situación para demostrarles a los que pretenden representarnos políticamente que “entre cielo y tierra no hay nada oculto” “que mas rápido se coge a un mentiroso que a un cojo” y que la justicia tarda, pero llega porque hoy somos mas los que nos hemos convertido en veedores de la cosa pública, ya que hemos tomado conciencia de los problemas que afronta la sociedad y las soluciones que hay que darles.

Artículo anteriorVolvio el Gobernador
Siguiente ArticuloLinchamiento Moral

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí