ChimilasEl cabildo gobernador, Teófilo Ariza Jiménez, el responsable de asuntos indígenas, Crispín Mejía Izquierdo, de la secretaría del interior de la gobernacion y miembros de la comunidad Chimila protocolizan los documentos para la entrega de las 182 hectáreas*Otra acción gestionada por el mandatario departamental es la donación de paneles solares por parte de la empresa china Huachen Energy Groupcon el apoyo de Sunpower de Colombia.

La comunidad Chimila del municipio de Sabanas de San Ángel, a través de su gobernador Teófilo Ariza Jiménez, recibió un terreno de 182 Hectáreas para la ampliación del Resguardo Issa Oristuna, lo que les permitirá contar con una salida desde sus viviendas hacia la carretera, al igual que hacia su sitio sagrado, sin tener que solicitar permiso de paso a predios privados.

El terreno, ubicado en la finca Guaymaral, fue adquirido y entregado por la Subgerencia de Promoción, Seguimiento y Asuntos Étnicos  del Incoder, gracias a gestión de la administración departamental, a través de la secretaría del Interior y el responsable de asuntos indígenas, Crispín Mejía Izquierdo.

“Gracias al apoyo que el gobernador Luis Miguel Cotes Habeych le viene imprimiendo al tema indígena, una vez se firmó el convenio tripartito con sus homólogos del Cesar y La Guajira, se ha podido hacer la gestión ante el Incoder para la compra de predios, que no sólo involucran a las comunidades indígenas asentadas en la Sierra Nevada de Santa Marta, sino también a la comunidad Chimila que se encuentra en el municipio de Sabanas de San Ángel”, señaló Eduardo Arteta Coronel, secretario del Interior del departamento.

El funcionario agregó, “los Chimilas por fin podrán acceder a las vías principales a través de sus propios predios, como es el caso de Guaymaral que tuvo un costo de 1.042 millones de pesos”.

Esta había sido una petición de la comunidad desde hacía más de diez años, y ahora se hizo realidad gracias a las acciones articuladas entre el gobierno departamental y el nacional.

La acción mejorará la movilidad y la calidad de vida de los Chimilas, y se enmarca en la política nacional de saneamiento y ampliación de los resguardos indígenas, así como en el Plan de Desarrollo “Construyendo Respeto por el Magdalena”.

 

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *