Nuestra responsabilidad ahora es. . . elegir bien

Quizás esta sea la campaña eleccionaria más corta de los últimos tiempos, lógico, se atravesó el mes decembrino y se avecinan los carnavales solo quedaron pocos días, para hacer proselitismo en pos de alcanzar curules en el Parlamento colombiano.

Son cinco los representantes a la Cámara, que serán elegidos por el Magdalena el próximo 9 de marzo y se encuentran aspirando 48 candidatos de los diferentes grupos políticos acreditados por el Consejo Nacional Electoral.

“La Cámara de Representantes es una de las dos cámaras del Congreso de la República de Colombia, hace parte fundamental de la rama legislativa. La Cámara es un cuerpo colegiado de representación directa que es elegido por votación popular, la cual se celebra cada cuatro años.

La composición y poderes de la Cámara de Representantes se encuentran estipulados en el Título VI de la Constitución Política de Colombia y en la Ley 5ª de 1992. La Cámara de Representantes está compuesta por 166 miembros, 161 elegidos por circunscripción territorial (por departamentos y por el Distrito Capital), y los cinco restantes a través de circunscripciones especiales: dos para las comunidades negras, uno para los indígenas, uno en representación de los colombianos residentes en el exterior y uno para minorías políticas.

Al igual que el Senado, la Cámara de Representantes cumple una función constituyente, una función legislativa, una función electoral, una función judicial, de protocolo y de control político dentro de la rama legislativa”.

Esto lo señalamos a manera de orientación pues hemos observado que algunos candidatos a ocupar un escaño en la Cámara de Representantes, están llevando un mensaje equivocado a sus electores, ya que en sus discursos algunos mencionan ‘Plan de Desarrollo’ ó ‘Plan de Gobierno’ y los representantes no gobiernan; son los representantes de la comunidad que habita en uno o en los 30 municipios del Departamento y que presenta necesidades que a través de las leyes existentes y de proyectos elaborados y presentados ejerce el seguimiento y acompañamiento para que sea aprobado y asignados los recursos con el fin de que pueda ser ejecutado para lograr el mejoramiento del nivel de vida de sus paisanos y de la región.

Ahora los magdalenenses tenemos una gran responsabilidad ante el debate que se avecina, todos los habilitados para ejercer EL DERECHO A ELEGIR, debemos acudir a las urnas este 9 de marzo y depositar la confianza en quien se lo merezca, recordemos que en estos momentos los colores, se puede decir, son secundarios y que el Departamento está urgido, de contar con una excelente representatividad en el Congreso colombiano, que los que escojamos para que nos representen, sean garantía para que nuestro departamento alcance el sitio que se merece, que logre salir de la situación que a diario nos golpea, en la que somos el blanco preferido de los malos comentarios el señalamiento y la discriminación y que se constituyan en el apoyo incondicional del gobernador y los alcaldes para que el Magdalena logre mejoría en sus vías, en la salud y en la educación; que nuestros campesinos cuenten con las herramientas para ser más productivos, que nuestro estudiantes se destaquen y que nuestros centros hospitalarios se conviertan en lo que deben ser un santuario para devolver la salud a quien la necesita.

Ahora nos toca a nosotros, es nuestra responsabilidad elegir bien para el bien de nuestro departamento y nuestra comunidad.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *