El gobierno del presidente Juan Manuel Santos, ha venido desarrollando las denominadas APP (Alianzas para la Prosperidad) y hasta ahora, la celebrada en Aracataca es la tercera que se lleva a cabo en el departamento del Magdalena y distan mucho, de solucionar los problemas más apremiantes que afectan a las comunidades de Chibolo, Tenerife y Aracataca, los tres municipios donde se han celebrado estos eventos.

A no dudarlo, son un gran show, con un muy buen elaborado libreto, donde se decora el set con elementos que no son nativos de la región como en Chibolo, que entre otras cosas, el show contemplaba que el presidente y alcalde llegarían al sitio, montados cada uno, en briosos corceles, lo cual no se dio en la China, municipio de Chibolo, ya que los jamelgos utilizados, lejos estaban, de ser briosos y elegantes y fue éste, solo momento, en que el alcalde chibolero, pudo interlocutar, solo unas cuatro frases, con el Presidente.

En Chibolo se inició el evento con un informe del ministro de agricultura que nada tenía que ver con la región (hablando de auxilios a cafeteros y hasta la escenografía, contenía un bulto de café como adorno) y menos con el departamento ya que solo se presentaron hechos desarrollados por el Ministerio en el territorio nacional. Igualmente, la comunidad se quedó expectante sin escuchar la solución a la problemática de vías, educación, salud, viviendas, electrificación y agua potable, entre otras cosas.

Igual en Tenerife, vimos al alcalde Vanegas entre el público y el presidente Santos, con el ministro Vargas, en la tarima, donde se desarrollaba el show y la comunidad, lo mismo, sin solución a los problemas que los aflige ya que los municipios por falta de recursos, no pueden solucionar.

Ahora la última APPA, la 101 se llevó a cabo en Aracataca, la tierra del novel Gabriel García Márquez y se pudo observar que mas fueron las caras largas con que salieron alcaldes, especialmente los del Sur del Departamento, a quienes, ni siquiera tuvieron en cuenta, no vislumbraron soluciones a sus principales problemas.

Los diputados, no pudieron elevar sus quejas ante el mandatario nacional, por la manera como han sido despojados del esquema de seguridad con que contaban, por estar amenazados por la delincuencia; la comunidad en general, que deseaban aprovechar la estadía del Presidente de la República, para implorarle solución para los municipios.

Aracataca por ejemplo, padece de agua potable, año tras año tienen que soportar las inclemencias de las arremetidas del rio inundando sus humildes viviendas; no cuentan con una red de vías secundarias y menos terciarias, lo que hace imposible llevar a los centros de consumo los productos cosechados; carecen de docentes en el área rural, para que los niños y jóvenes tengan acceso a la educación, según está plasmado en la carta magna de Colombia; que el servicio de energía eléctrica es deficiente en los corregimientos y veredas, lo que no les permite tener una mejor forma de vida. En cambio se destinarán recursos millonarios para la iglesia y otros inmuebles, eso está bien, pero, no es lo prioritario.

En fin, por todo esto, pareciera que al anunciar el desarrollo de una APP, nos aprestáramos a participar en una especie de película con un libreto bien definido que no admite cambios y que a la larga no significa la solución a los problemas que aquejan al pueblo del departamento del Magdalena.

 

.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *