El alcalde Carlos Eduardo Caicedo inició el procedimiento para terminar el contrato de recaudo tributario que desde el 30 de diciembre de 2002 viene cobrando R & T. Mediante un acto administrativo terminará unilateralmente y de manera anticipada dicha concesión. El mandatario Distrital empieza a cumplir así con la promesa de recuperar la soberanía fiscal y tributaria de Santa Marta.

El contrato de recaudo tributario que se da por terminado se firmó en el año 2002, por un plazo de 20 años. Dicho contrato iba hasta el 31 de enero de 2023. En el tiempo que lleva funcionando, entre enero de 2003 y diciembre de 2011, la concesión se ha ganado por la intermediación $41.738 millones. En los últimos 4 años la concesión R&T recibió por concepto de intermediación la suma de $24.082.682.737 millones, recursos que el Distrito ha podido invertir en la construcción de parques, colegios, puestos de salud o simplemente mejorar la calidad de vida de los samarios.Caicedo anuncia RT

.

La remuneración que la concesión R & T ha percibido durante cada uno de los años de funcionamiento ha sido: 2003 mil 980 millones 105 mil 697 pesos; 2004 3 mil 63 millones 37 mil 17 pesos; 2005 3mil 654 millones 482 mil 687 pesos; 2006 3 mil 963 millones 400 mil 326 pesos; 2007 4 mil 995 millones 77 mil 661 pesos: 2008 5 mil 7 millones 501 mil 655 pesos; 2009 5 mil 928 millones 344 mil 666 pesos; 2010 6 mil 68 millones 948 mil 525 pesos; 2011 7 mil 77 millones 887 mil 891 pesos; para un total de  41 mil 738 millones 786 mil 123 pesos.

Con la terminación del contrato, el alcalde Carlos Caicedo le quita a la concesión las facultades tributarias y fiscalizadoras que anteriores administraciones delegaron en particulares para que cobrara el impuesto predial e industria y comercio. Es importante resaltar que dicha potestad le pertenece a la Administración tal como lo dicta la Ley 1386 de 2010, en su artículo 1, inciso 2, donde se ordena revisar la legalidad de los contratos que tienen por objeto delegar el recaudo tributario.

“Es importante que la ciudadanía tenga claro que no habrá sobresaltos ni interrupciones en los servicios tributarios que asumirá la Secretaría de Hacienda. Ahora más que nunca los invito a pagar sus impuestos cumplidamente, con la seguridad de que estos se traducirán en una mejor ciudad y en más bienestar y equidad para los samarios” manifestó el alcalde Carlos Caicedo.

El contrato opera con una comisión del 7% para el cobro oportuno de los impuestos y un 13% para el cobro extemporáneo de los mismos, con lo cual, el contratista gana más cobrando los impuestos después de tiempo.

El concesionario R & T es controlado por el Grupo INASSA, el mismo que controla la empresa Metroagua. Esta concesión no tiene interventor y durante los años de funcionamiento sólo ha recibido una supervisión formal de la Secretaría de Hacienda.

En Santa Marta no hay equidad tributaria

Esta concesión ha impactado fuertemente en las maltrechas finanzas del Distrito y se hace necesario recuperar en forma plena la potestad de cobrar los impuestos dando por terminada una relación contractual que se ha caracterizado por la inequidad y la ineficiencia, dando pie a situaciones tan absurdas e inequitativas como que un predio ubicado en el sector turístico de El Rodadero paga $35.000 de predial mientras otro predio en un barrio popular de la ciudad paga 10 veces esa cantidad, tal y como se evidenció en el prestigioso conjunto Brisas del Lago, que pagó en 2011 la suma de $35.312 que contrasta con los $348.975 que pagó una vivienda ubicada en el populoso sector de Galicia.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *