El próximo 9 de julio se realizarán cuatro brigadas de salud en articulación con la Alcaldía de Zona Bananera y las EPS.

La Gobernación del Magdalena, a través de la Oficina de Gestión del Riesgo, continúa atendiendo la emergencia causada por el desbordamiento de los ríos Sevilla y Frío el pasado 3 de julio que afectó 5.576 familias de los corregimientos de Guacamayal, Sevilla, Gran Vía y Orihueca, en Zona Bananera.

En el sector de San José está trabajando con una retroexcavadora en uno de los puntos críticos del río Sevilla para construir un dique que prevenga nuevas inundaciones. Además, se va a trasladar al municipio otra retroexcavadora, un vibrocompactador y un carro tanque para intervenir los otros puntos críticos.

Bajo directrices del gobernador Carlos Caicedo, el jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres, Jaime Avendaño, se reunió este miércoles con la comunidad del corregimiento de Guacamayal para abordar las necesidades que tienen en los barrios afectados por las inundaciones y coordinar la atención en salud y la entrega de alimentos a las familias.

Igualmente, con la Alcaldía de Zona Bananera y las EPS del municipio se articuló la realización de cuatro brigadas de salud, que se iniciarán este viernes 9 de julio. Estas brigadas contarán con el apoyo logístico del sector privado.

También se tiene previsto realizar una jornada de recolección de inservibles y de fumigación el 14 de julio para evitar la proliferación de enfermedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *