Durante el fin de semana fueron impuestos 70 comparendos por violar el Código de Policía.

La Secretaría de Seguridad y Convivencia Ciudadana, en coordinación con otras dependencias de la Alcaldía de Santa Marta, lideró las caravanas de seguridad durante el puente festivo y desarrollaron acciones en pro del bienestar de los samarios y de los turistas que visitaron la ciudad.

Cumpliendo las directrices de la alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson, se ejecutaron trabajos en coordinación con la Policía Metropolitana, la Secretaría de Gobierno, de Movilidad y de Promoción Social, en zonas como el Centro Histórico, El Rodadero, Gaira, María Eugenia, Pastrana y Jardín.

Fue así como en el barrio San Pablo, en el sur de la ciudad, fueron sorprendidas alrededor de 60 personas consumiendo licor en plena vía pública, infringiendo la Ley 1801 de 2016 o Código de Policía, e irrespetando las normas de autocuidado frente a la emergencia sanitaria provocada por la pandemia.

Durante las cuatro caravanas de seguridad nocturnas desarrolladas el fin de semana se intervinieron varias fiestas no autorizadas, porque violaban las normas de bioseguridad que buscan frenar la cadena de contagios de coronavirus en Santa Marta.

En las acciones, la Policía Metropolitana impuso 70 órdenes de comparendo durante el fin de semana, mientras que el Ejército Nacional realizó 12 puestos de control en la Troncal del Caribe, 18 con patrullas motorizadas y 12 patrullas pedestres.

La seguridad de todos los habitantes de Santa Marta es una prioridad para la alcaldesa Virna Johnson y por medio de estas caravanas se trabaja no sólo en la prevención de hechos que afecten la convivencia ciudadana, sino en que las personas puedan desarrollar sus actividades cumpliendo las medidas de autocuidado vigentes debido a la pandemia por coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *