* De la madre Sierra para el Magdalena

En esta nueva avalancha de candidatos a las próximas elecciones del congreso de la República, muchos le han apostado a su caudal político, a sus buenas relaciones y otros sin duda a sus recursos económicos. De esta baraja de candidatos salta a la palestra una nueva alternativa. Se trata de Rosa Margarita Villafaña, líder arhuaca nacida en las entrañas de la Sierra Nevada de Santa Marta, quien cuenta con más de 30 años de experiencia en temas administrativos, ambientales y sociales con un gran desempeño. Ello le ha permitido desarrollar programas institucionales, así como administrar el resguardo indígena con sede de operaciones en la ciudad de Santa Marta.

Entre el ejercicio de sus actividades, cofundó la Organización Indígena GonawindúaTayrona, lo que podría considerarse el más importante brazo político-administrativo de los indígenas kogui, wiwa y arhuaco de la Sierra Nevada de Santa Marta. También, entre sus otras actividades, ha sido gestora de proyectos para el fortalecimiento institucional del pueblo arhuaco en Canadá, por lo cual hoy se desarrolla la producción de cacao en la cuenca del río Fundación con Nutresa; ha trabajado incansablemente hasta concretar las actividades demercadeo de café orgánico con los Estados Unidos.

Ese ímpetu que la ha caracterizado, le permitió acceder a una beca ofrecida por la Embajada de Estados Unidos para capacitación en mercadotecnia en la universidad de Tuskegee –Alabama. Ha sido partícipe de procesos ambientales y culturales integrados por pueblos indígenas en Quito –Ecuador. De la misma forma ha sido ponente en el encuentro de Pueblos Indígenas de América, realizado en Guatemala. Delegada para gestión de mercadeo de café orgánico en Canadá y Estados Unidos. Intervino en una ponencia sobre la violación de los Derechos Humanos y Ambientales en la ONU Ginebra-Suiza, así como entre otras participaciones no de menos importancia a nivel regional y nacional.

Además de su vida profesional, Rosa Margarita se ha caracterizado por ser una digna representante de la mujer en estos tiempos en los que el género reclama más inclusión y ante todo respeto. Así las cosas, su imagen no sólo representa lo femenino y las comunidades indígenas por las que tanto ha luchado… en esta etapa de madurez, también se puede afirmar con toda propiedad, que se encuentra apta para ser la voz del agricultor, del pescador, del ganadero, del sector productivo de la región y por supuesto de los cultores y artistas, que junto al ciudadano de a pie son la esencia de este ente territorial.

Aunque es este un trabajo arduo y comprometedor, donde muchos escaños parecen tener dueños vitalicios, siempre habrá una esperanza cuando se hacen las cosas con transparencia y buena voluntad. Con su llegada de Rosa Margarita Villafaña a la Cámara de Representantes, una cosa sí es segura… que el Magdalena tendrá una voz, marcando Opción Ciudadana 102.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *