La Alcaldía de Santa Marta, a través del Departamento Administrativo Distrital de Sostenibilidad Ambiental –Dadsa, confirmó que como consecuencia de la temporada de lluvias se preveé la presencia masiva de ‘Achatina fulica’, especie conocida comúnmente como caracol africano.

Si bien esta no es una especie venenosa, se encuentra caracterizada como un vector, debido a que, en sus dinámicas alimentarias, suele tener contacto con elementos infecciosos como animales en estado de descomposición, deposiciones caninas, entre otras, con una alta carga bacteriana que es capaz de movilizarse a través de los caracoles, razón por la cual, el contacto directo con esta especie por parte de los humanos, podría representar un riesgo para la salud pública.

RECOMENDACIONES

Las principales recomendaciones emitidas por la autoridad ambiental es no tener contacto directo con los caracoles africanos, en caso de ser necesario, utilizar guantes de latex, tapabocas, depositarlos en un recipiente lleno de cal o sal y ponerse en contacto con el Dadsa, para que sean los expertos quienes realicen la disposición final de los individuos de esta exótica especie.

Cabe recordar que estos caracoles llegaron al continente americano para ser cultivados con fines comerciales en el año 1988, sin embargo, la sobreoferta que se generó, hizo poco rentable el negocio y derivó en la reproducción masiva de una especie invasora que ha generado perjuicios desde aquel momento.

El Dadsa continuará adelantando jornadas de sensibilización con el fin de advertir a la comunidad de las consecuencias de la interacción irresponsable con el caracol africano, esto en el marco de las políticas de sostenibilidad ambiental promovidas por la Alcaldía Distrital, a través de las cuales se busca convertir a Santa Marta en una ciudad ambientalmente sostenible de cara a sus 500 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *