Luego de la apertura de una invitación pública para reforzar la red hospitalaria departamental en el marco de la crisis COVID – 19, la Gobernación del Magdalena anunció que recibió 116 propuestas de personas naturales y jurídicas que suministran o prestan servicios en el área de salud, interesados en participar de la misma.

Las contrataciones complementarán la red magdalenense con nuevas dotaciones para: 1. unidades de cuidados intensivos, entre los que se encuentran ventiladores, monitores, bombas de infusión y camas eléctricas, entre otros; 2. hospitalizaciones, que incluirán desfibriladores, aspiradores y electrocardiogramas; 3. elementos de bioseguridad, incluyendo batas, overoles, botas, mascarillas y tapabocas; y 4. insumos para laboratorios, medicamentos, servicios de telemedicina y contratación de nuevo personal.

Para la convocatoria se presentaron 31 propuestas para el suministro de equipos biomédicos para Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y hospitalización; 50 propuestas de elementos de protección personal, bioseguridad y desinfección; 26 para insumos, dispositivos, consumibles y mobiliario hospitalario; ocho para insumos de laboratorio y tamizaje para COVID-19 y 13 proponentes para la provisión de medicamentos. Diez propuestas más se presentaron para los servicios de telemedicina y 11 para la logística hospitalaria, montajes, transporte de desechos y alimentos.

La invitación pública fue dirigida a oferentes del orden local y nacional con capacidad para suministrar los elementos de la mejor calidad y con entrega inmediata. “Recibimos 135 comunicaciones a través de los correos electrónicos establecidos en la convocatoria al cierre de las 12 de la noche del domingo pasado. Rápidamente entramos a organizar la información y encontramos que de los 135, finalmente tenemos 116 proponentes, lo que significa que algunos se presentan para diferentes productos, insumos y equipos”, explicó el secretario de Salud Departamental, Jorge Bernal.

El funcionario aseguró que el departamento destinará cerca de 75 mil millones de pesos durante la emergencia para complementar las actividades de la Secretaría de Salud y así prevenir, contener y mitigar la propagación del COVID-19 en beneficio de la población más pobre y vulnerable, que se ve más fuertemente impactada por la pandemia.

Frente al personal de salud que ha sido infectado por el COVID-19 en el Distrito de Santa Marta, el gobernador Carlos Caicedo ha insistido en que la adquisición y entrega de elementos de bio-protección es una de las prioridades de su administración: “El Gobierno Nacional ha establecido que el coronavirus es una enfermedad profesional y que, por ende, las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL) deben acompañar al empleador y garantizar estos elementos a los trabajadores.  En el marco de nuestras competencias estaremos vigilantes para que esto se cumpla, pero es también nuestro deber hacer las compras necesarias para adquirir estos elementos y así lo estamos haciendo”, puntualizó.

De los 116 proponentes se hará una evaluación y selección de las ofertas teniendo en cuenta precio, calidad y disponibilidad para la entrega. Este jueves se iniciará el proceso de contratación. Entre tanto, el gobernador Caicedo entregó elementos de bio-protección al Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche y continuará con dicha labor en los hospitales de primer y segundo nivel en el departamento.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *