Corresponde a las administraciones municipales establecer un plan de apertura de los servicios bibliotecarios en cada ente territorial.

La Gobernación del Magdalena acata los lineamientos técnicos en materia de bioseguridad para la apertura de las bibliotecas públicas y la prestación de los servicios presenciales, de acuerdo a la resolución 777 del 2 de junio del año en curso, emanada por el Ministerio de Salud y Protección Social.

La nueva medida define los criterios y condiciones para el desarrollo de las actividades económicas, sociales y del Estado, y adopta el protocolo de bioseguridad para la prevención de la transmisión del Covid-19. Así las cosas, las administraciones municipales deben preparar la apertura de los servicios bibliotecarios en cada ente territorial.

En este orden de ideas, las 37 bibliotecas que conforman la Red Departamental de Bibliotecas del Magdalena deben establecer medidas de cuidado, lavado e higiene de manos, distanciamiento físico a un metro de distancia, cuidado de la salud mental, uso obligatorio de tapabocas, ventilación adecuada, limpieza y desinfección, manejo de residuos y comunicación del riesgo y cuidado de la salud.

Por su parte, desde la Biblioteca Nacional, se recuerda que la apertura de las bibliotecas públicas se autorizó a través del decreto 749 del 28 de mayo de 2020, y que es indispensable que las entidades territoriales que aún no han reactivado el servicio público de las bibliotecas, establezcan un plan de apertura y prestación de los servicios bibliotecarios con base en la situación de emergencia sanitaria por el Covid-19 y las disposiciones de la Resolución 777.

Para la Oficina de Cultura Departamental es fundamental que todos los magdalenenses contribuyamos al manejo adecuado de las disposiciones de autocuidado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *