Un nuevo integrante ecológico llegó a la familia de la Fundación Feinimar, quien recorrió el Camellón de Santa Marta y el Centro Histórico llevando un mensaje de preservación de los arboles y su importancia en el cuidado del Medio Ambiente».
La Fundación Feinimar se vinculó a la’Sembratón’ de árboles nuevos de especies nativas en el Camellón de la Bahía, con el objeto de incentivar en la importancia de conservar las áreas verdes, generando más sombra y mejorando la temperatura y la adaptación al cambio climático.
Su representación en esta campaña es «Arbolín», un personaje amigo de los niños y de toda la comunidad, quien acompañó a la alcaldesa Virna Johnson, en el acto simbólico de la ‘Sembratón’.
«Arbolín es un personaje que invita a la comunidad a conocer la importancia de los árboles  y genera conciencia sobre la necesidad de proteger nuestra flora, en especial en las áreas urbanas en donde son instrumento de purificación del aire, a la vez que son el habitat de muchas especies como aves, ardillas e iguanas», indicó Ilse Cuesta Judex , directora de la Fundación Feinimar.
Previo a este evento se desarrolló una ‘Donatón’ de especies con el lema «Dona un árbol, planta vida’, en la cual participaron ñiños, niñas, lideres y las fundaciones Ecoesfera, Caribe Verde,  integrantes de la iniciativa Siembra Sombra, entre otras organizaciones.
La alcaldesa Virna Johnson, mencionó que “con estos hermosos niños se sembrarán 300 nuevos árboles que tendrá el Camellón de la Bahía. Actualmente, se tienen 220 árboles y seguiremos plantando. Desde el Plan de Desarrollo ‘Santa Marta Corazón del Cambio’, en cabeza del Dadsa, tenemos la meta de sembrar 40 mil árboles en la ciudad, de los cuales se sembraron 10.000 a finales del año pasado y hoy llevamos 13.000, avanzando para hacer de Santa Marta una ciudad verde, tener bosques urbanos, preservar el ambiente y contar con una ciudad medioambientalmente sostenible y convirtiéndola en el mejor lugar para los niños, jóvenes, adultos y personas que aquí habitamos”.
Como representante de los niños, Alejandro Marulanda, aconsejó a la Alcaldesa y a los ciudadanos cuidar el ambiente, los árboles sembrados y las nuevas obras del Camellón de la Bahía. “Debemos cuidar este lugar y las plantas, también, evitar arrojar basuras para no contaminar el medio ambiente”, enfatizó.
Con la siembra se pretende generar hábitat para varias especies de fauna, una zona con un microclima, un lugar ecológico y un espacio acogedor para los samarios y visitantes.
Es importante mencionar que los árboles captan y recargan las fuentes de agua, liberan el oxígeno y capturan el dióxido de carbono, permiten una regulación térmica y acústica y la generación de hábitat, especialmente para la avifauna.
En el sector de la Bahía se instalará un corredor verde de 1.700 metros cuadrados y aumentarán las zonas verdes para tener más de 4.000 metros cuadrados en total.
En los próximos días se iniciará la fase de arborización del Camellón de la Bahía, generando cambios en la parte ambiental en la zona.
Durante varias semanas se abrieron espacios de diálogos con la ciudadanía para que manifestara sus propuestas y recomendaciones para tenerlas en cuenta en la fase de arborización.
Desde la Alcaldía Distrital y la EDUS se sigue fomentando una conciencia de protección, conservación y restauración de los bosques, haciendo un buen uso de los recursos naturales, cumpliendo con el compromiso con el medio ambiente y contribuyendo con la reforestación de Santa Marta.
Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *