Los Recursos en el Derecho
24 abril, 2020
10.800 indígenas de la Sierra han recibido ayudas humanitarias
24 abril, 2020

Instituto Nacional de Salud acompaña vacunación contra la aftosa

El presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie Rivera, afirmó que con la asesoría del Instituto Nacional de Salud (INS), todo el equipo de profesionales de Fedegán y del Fondo Nacional del Ganado (FNG), que tiene en sus manos la responsabilidad del I Ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa en 2020, está comprometido con la bioseguridad del país, la sanidad del hato ganadero y la seguridad alimentaria.

El primer ciclo empezará el lunes 18 de mayo y finalizará el miércoles 1 de julio en todo el territorio nacional. En esta oportunidad y ante la pandemia de la COVID-19, Fedegán-FNG contará con la asesoría del Instituto Nacional de Salud (INS) en protocolos de seguridad para llegar a los 700 000 ganaderos que hacen presencia en todo el territorio nacional.

Si vacunamos, Colombia exporta; si Colombia exporta, el precio mejora; y si el precio mejora, todos vamos a ganar.

El compromiso del equipo humano, que incluye a más de 5500 vacunadores, es que implementarán todas las acciones de bioseguridad para llevar a cabo esta labor de manera estricta y apegados a las recomendaciones que han hecho las autoridades de salud en el país.

Algunas acciones que los vacunadores tendrán en cuenta son:

– Al llegar a un predio dejarán el vehículo de transporte afuera.

– Desinfectarán las suelas de los zapatos.

– Lavarán las manos y repetirán esta acción cada dos horas.

– Mantendrán un distanciamiento social de 2 metros.

– Utilizarán tapabocas en todo momento.

– Al iniciar la vacunación utilizarán el equipo de protección obligatorio.

– Una vez terminen de vacunar esterilizarán nuevamente la dotación.

– Cuando vuelvan a casa dejarán los zapatos afuera y se irán a bañar inmediatamente.

  • No podemos poner en riesgo la salud de los animales. Las pandemias no se pueden resolver en un mes, es un proceso lento y es un momento en el que debemos dar respuesta a alimentación de un país que se encuentra en aislamiento.
  • Los vacunadores están siendo capacitados para cumplir protocolos de bioseguridad durante los trayectos. Esto no quiere decir que ellos vayan a estar vestidos durante horas con trajes incómodos y asfixiantes. Los guantes, botas y delantal deberán ser portados únicamente al momento de iniciar la vacunación.
  • El distanciamiento social, la desinfección al momento de ingresar y salir de los predios, el desecho del material utilizado y las debidas medidas biotécnicas serán nuestras herramientas para evitar el contagio.
  • La vacunación de nuestro hato bovino no es un tema económico, es la sanidad y la salud de un país.
  • Recuperar el estatus sanitario (reconocimiento internacional como país libre de aftosa) ha sido un trabajo muy arduo y costoso que ha requerido el esfuerzo de todos los ganaderos de Colombia. No podemos perder este patrimonio de la ganadería.
Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *