Inicio Culturales Guamal: Alcaldía por el rescate de la tradición folclórica

Guamal: Alcaldía por el rescate de la tradición folclórica

88
0

guamal 2El alcalde Alex Ricardo Rangel, la Gestora Social Sugeidy Ballestas y el coordinador de la Casa de la Cultura, Benito Arrieta, apoyaron para rescatar la danza «Diablos y cucambas”

En Guamal, como en muchos otros lugares del mundo, aparecen los Diablos y cucambas en el día del Corpus Christi.

De esta manifestación cultural de Guamal, una de las danzas más antigua de el pueblo, es posible encontrar su trayectoria contada donde la familia Alfaro quienes han jugado un papel central para mantener viva esta tradición, que se remonta al menos al siglo XIX, y cuya comparsa es actualmente dirigida por Luis Carvajal y Luis Ávila, considerados hoy los capitanes de los diablos y Cucambas.

Los Diablos y Cucambas de Guamal son una de las pocas expresiones de este tipo que ha sobrevivido en la región Caribe colombiana no sólo a la férrea oposición que tuvo por parte de la iglesia católica durante el siglo XIX y principios del siglo XX, sino también al mestizaje y las transformaciones que vivió la Región. No en vano durante los años del siglo pasado Guamal fue llamada la «Barranca nueva del Carmen», debido a su cercanía al Rio y sus barrancas Bermejas.

Según comenta don Daniel Baza (Q.E.P.D.), un campesino tenía un cultivo de maíz y una gran cantidad de reses; cuando se le presentó la cogida de la cosecha se sintió acuitado por que los frutos que esperaba no se le habían dado pues se le presento una plaga que mataba tanto animales como toda especie vegetal, fue cuando el hombre en su lamento juro que daría la vida por ese cultivo y por las reses quien se los salvara fue entonces cuando apareció el Diablo y el hombre realizó un pacto en donde le dijo que daría su alma si le cuidaba del cultivo y dejara aprovechar hasta el último grano, y que sus vacas produjeran leche.

guamalEntonces cuando llegó el plazo el campesino arrepentido por el acto cometido le dijo a su esposa, esta preparo una cuartada para engañar al diablo fue entonces cuando mando al monte a buscar miel y plumas de pájaros, la idea era cubrir el cuerpo de su hombre de plumas para que cuando el diablo lo buscara no lo encontrase, resultando a si una trama en donde el diablo fue engañado por este campesino y de aquí comienza la trama de esta danza.

Los preparativos comienzan con varias semanas de antelación. El día anterior a la Corpus Christi, el capitán llega hasta la puerta de la iglesia Nuestra Señora del Carmen las cucambas entran a la iglesia para esconderse del Diablo. Luego hace el recorrido tradicional que al siguiente día hará la procesión, realizando paradas en los lugares de ubicación de los altares. Este recorrido lo hace acompañado por otros miembros. Al día siguiente, antes del toque de llamada a la primera misa (seis de la mañana) llegan al atrio de la Catedral, donde permanecen atentos y disciplinados. Terminada la eucaristía, sale una procesión encabezada por el sacerdote, quien lleva la Custodia o Santísimo y recorre el sector aledaño al templo, acompañado por creyentes y diablos. Esta procesión se detiene en cada uno de los altares callejeros, que han sido adornados con hojas de palma, flores, imágenes religiosas. En cada altar hay una pequeña ceremonia y oración, y ante la mirada atónita de los asistentes los diablos y cucambas hacen un círculo y bailan en las puntas de los pies, saltan y cruzan los pies, hacen juegos con las espuelas y los brazos, realizando cuatro rutinas de baile hacia atrás, sin darle nunca la espalda al Santísimo.

Según comento Don José del Carmen Alfaro Ospino “CARMITO” (capitán de los Diablos) (Q.E.P.D) en el video grabado por audiovisuales, Los Diablos usualmente visten pantalón corto estilo bombacho usualmente de satín rojo, camisa roja con mangas larga y arandelas, pollera (tipo de falda corta externa sobre el pantalón) adornada con cascabeles y campanillas, medias largas rojas, zapatos con espuelas metálicas de jinete, y un peto en el pecho. No obstante, algunas comparsas visten botas. Visten también una máscara que cubre el rostro y está hecha de cartón fortificado y una delgada malla de alambre, con cachos pintados de color negro o rojo y una careta con figuras de animales.
Nuevas comparsas, muy posiblemente gracias a conocer otras manifestaciones en otros países, han incluido máscaras con cabezas de diablos y cuernos pegados a la máscara. En cualquier caso, la máscara está pegada a un cuero de oveja que cubre la espalda y está lleno de espejos, cintas de varios colores, e incluso imágenes de santos y vírgenes. Estos diablos llevan castañuelas, un rabo con una campanilla en la punta, y un perrero o látigo en la mano izquierda y que utilizan para amedrentar a cualquiera que se interfiera por el camino. La danza de Diablos y cucambas de Guamal está acompañada de llamador, tambora de dos parches, cascabel y sonajas.

Según comento don Lorenzo Alfaro Ospino (capitán Cucamba) (Q.E.P.D, Las cucambas son pájaros enviados por Dios para proteger el Santísimo, que tradicionalmente visten hojas de palma sobre el pecho y pollera. Estas persiguen al diablo para darle picotazos, y bailan con el diablo, pero cuando este baila a su alrededor ellas salen corriendo y éste las persigue. Se trata de un baile en que se representa una lucha entre el bien y el mal. Simulando un combate y como si se defendieran de las cucambas, esta danza no es de carnaval si no que debe salir el día del Corpus Cristi según la tradición comentada por don Lorenzo, al finalizar la procesión los bailarines visitan las casas que los diablos muertos anteriormente visitaban, bailan y cantan versos al Santísimo. Es importante notar que la danza del Corpus Christi está relacionada con prácticas y tradiciones africanas de respeto a los miembros difuntos en las familias y especialmente a aquellos que participaron como diablos dentro de las comparsas.

Es por eso que al finalizar la ceremonia, las comparsas visitan el Cementerio Central de Guamal y justo en la entrada del cementerio bailan acompañados de tambor y maracas. Esta visita no sólo busca rendir homenaje a los fallecidos, sino también afianzar los lazos familiares presentando los nietos o los nuevos pequeños integrantes de la familia a los difuntos. De hecho, desde los años 80 del siglo pasado, los niño
s de la familia participan en la danza debido al interés por mantener viva esta tradición. En Colombia, gracias a la Ley 51 de 1983 también conocida como ley Emiliani que pretende fortalecer el sector turístico, la celebración del Corpus Christi no se desarrolla necesariamente en la fecha indicada por la iglesia católica (octavo jueves después de la semana mayor o semana santa), sino que se traslada para el lunes siguiente.

Hoy hemos querido apoyar este rescate de la tradición folclórica del municipio para aportar un grano de arena a la preservación de las tradiciones ancestrales del municipio de esta forma realizamos este lanzamiento en el municipio de la tradicional “Danza De Diablos y Cucambas de Guamal” 

Artículo anteriorRectores acuerdan planes y estrategias para mejorar calidad educativa en 2015
Siguiente ArticuloPedraza: entregarán biblioteca pública

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí