La perseverancia y resistencia de la comunidad de Las Franciscas ha sido evidente en cada uno de los procesos que han tenido que afrontar, muchos de ellos con amargos recuerdos.

La esperanza de la restitución de sus derechos se materializó con un fallo judicial, emitido a favor de estas 49 familias, víctimas de los atropellos por parte de los miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia – AUC – y otros actores que, vieron la posibilidad en la Unidad de Restitución de Tierras para lograr el retorno a sus fincas.

Mediante un reciente fallo, la magistrada a cargo del caso ordenó la restitución de tierras a las 49 familias y además no reconoció la buena fe exenta de culpa para las empresas: Las Franciscas SAS, Agrícola Eufemia SAS y CI Técnicas Baltime de Colombia S.A. Estas empresas tenían vinculación con este predio, las cuales en su momento presentaron argumentos de defensa que finalmente no fueron aceptados.

Dentro de las medidas se ordena, además de realizar la entrega material, que las víctimas sean incluidas y priorizadas para la atención en temas de salud, educación y vivienda, entre otras órdenes que buscan garantizar que su retorno sea con las condiciones necesarias.

Las familias que se les reconoció su derecho a la restitución en 1987 conformaron la Asociación Campesina de Usuarios de Iberia, el desaparecido Incora en su momento les hizo la invitación para ocupar los predios de La Francisca I y II, lo cual permitió que además de habitarla pudieran cultivarla.

A finales de ese año, las familias fueron despojadas, por cuenta del accionar delictivo de un grupo armado denominado el Polvorín. En 1997, las familias que habitaron Las Franciscas en el año 87 volvieron. Es importante señalar que en el tiempo que no estuvieron, una empresa bananera uso los predios y posteriormente, los dejó debido a la caída de los precios del banano entre 1993-1997.

Sin embargo, la tranquilidad para las familias de Las Franciscas no permaneció, debido al triple homicidio que fue perpetrado por  el Frente William Rivas de las AUC y fue reconocido en versión libre de Justicia y Paz por miembros de este grupo.  Los familiares de estas víctimas se desplazaron producto de las muertes.

De igual manera, en este caso se presentaron hechos de despojo jurídico y desplazamiento, luego de que los campesinos, a mediados del 2004 en la finca La Teresa, propiedad de la Sociedad Agrícola Eufemia SAS, fueron parte de una reunión en la cual les hicieron un ofrecimiento por la compra de los predios, en otro encuentro fueron obligados a firmar

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Comments are closed.