La Perspectiva de la calificación de largo plazo otorgada por la Agencia Calificadora de Riesgo Global, Fitch Ratings, a la Alma Mater, es Estable; ascendiendo de calificación ‘A+ (col)’ a ‘AA (col)’. Una mejora de esta valoración podría darse si el colchón de liquidez aumenta a 0,125x de forma consistente.

La Agencia Calificadora de Riesgo Global, Fitch Ratings, subió la calificación de la Universidad del Magdalena en escala nacional de largo plazo, otorgándole una calificación histórica para la Alma Mater de ‘AA(col)’ desde ‘A+(col)’ y revisó la Perspectiva a Estable; con lo cual reconoce la posición competitiva fuerte que tiene UNIMAGDALENA en su área de influencia, al igual que indicadores de deuda neta menores que cero.

Esta calificación se sustenta en las políticas institucionales del plan de gobierno 2016-2020 ‘Una Universidad Más Incluyente e Innovadora’, consecuentes con sus ingresos y recursos recibidos en transferencias, que llevaron a una reducción en el número de cupos ofertados para estudiantes nuevos; lo cual, en opinión de la calificadora ha contribuido positivamente no solo a la sostenibilidad financiera, sino también al avance en indicadores de alta calidad de esta Casa de Estudios Superiores.

Dentro del análisis de capacidad de pago de la deuda financiera, Fitch reconoce niveles de deuda de largo plazo generalmente reducidos en las instituciones de educación superior (IES) o nulos para otras, como en el caso de esta Institución. No obstante, la calificadora está consciente de las dificultades de financiación del funcionamiento de las IES en Colombia y afirma que estará atenta a que estas puedan mantener un equilibrio operacional, de tal manera que el déficit de fondeo público para cubrir el gasto corriente (GC) no se traduzca en necesidades de deuda nueva.

El ingeniero magister Carlos Vicente Ramírez Lozano, Presidente del Comité de Calificación y Director Sénior de Fitch Ratings Colombia S.A. se refirió sobre el progreso que ha venido presentando UNIMAGDALENA, “desde que conocimos a la Universidad hasta el momento hemos evidenciado un progreso desde lo que ha sido uno de nuestros factores claves de calificación, que es la legitimidad del ingreso medido por la demanda académica por programas, crecimiento del número de programas, la capacidad instalada de la entidad, el reconocimiento en la acreditación institucional y la calidad de la gestión y administración financiera”.

La Universidad del Magdalena se caracteriza por ser una de las universidades públicas de mayor importancia y reconocimiento en la región Caribe de Colombia, en lo cual, la Acreditación Institucional de Alta Calidad que sustenta, juega un papel fundamental. Las cifras del Sistema Nacional de Información de Educación Superior (SNIES) indican que a UNIMAGDALENA pertenece el 72% de los estudiantes universitarios del departamento del Magdalena adscritos a IES públicas y el 51% de la matrícula total departamental en 2017.

Entre 2017 y 2018, las tasas de admisión (inscritos/admitidos) promediaron en torno a 20%, lo cual le otorga un margen de flexibilidad a la entidad en caso de una contracción de la demanda y de maniobra en escenarios complejos. Además, esta política posibilitaría que en los próximos años el ahorro operativo no sea negativo o al menos no afecte la liquidez irrestricta de manera significativa, lo cual disminuye la probabilidad de que la entidad necesite recurrir a fondos de fuentes externas.

En concordancia, según la Agencia Calificadora de Riesgo Global, Fitch Ratings, la Alma Mater no tiene actualmente deuda financiera y solo tiene leasings para la compra de computadores y vehículos en condiciones cómodas de amortización. Así como tampoco proyecta tomar deuda financiera, lo cual origina indicadores de deuda neta inferiores a cero.

De igual forma, la Alma Mater posee una infraestructura destacada con menor deterioro físico en comparación con otras universidades públicas y su campus tiene espacio suficiente para seguir creciendo en edificaciones, equipamientos y laboratorios, tal y como lo ha venido desarrollando.

“Otro elemento importante es la ejecución de nuevos edificios, con la respectiva dotación, sin la necesidad de recurrir a crédito, lo que le da capacidad de gestión de inversiones muy importantes producto de la Acreditación; elementos muy favorables a los cuales también añadimos la capacidad de generar recursos propios a partir de la actividad académica, que es algo muy difícil sectorialmente, por eso es algo positivo que también aplaudimos de la Universidad del Magdalena”, agregó el ingeniero magister Carlos Vicente Ramírez, Presidente del Comité de Calificación y Director Sénior de Fitch Ratings Colombia S.A.

Este importante reconocimiento demuestra que a pesar de tener la transferencia per cápita más baja entre las Universidades Públicas Acreditadas, casi 2 millones menos del promedio de todo SUE y casi 4 millones menos del promedio de Universidades Públicas Acreditadas, UNIMAGDALENA sigue avanzando y se consolida como una universidad que SIEMBRA calidad.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *