La comunidad de Tenerife se encuentra indignada ante la posible imposición por orden del Ministerio de Cultura de sellos visibles para evitar que se le sigan realizando trabajos de pintura al templo colonial.

La orden fue impartida por ese Ministerio directamente al Alcalde Municipal como primera autoridad para que con el acompañamiento de la policía nacional se suspendieran los trabajos que se estaban llevando a cabo, pero estos trabajos que apenas eran de pintura ya se habían terminado y con los cuales entre otras cosas el templo tomó otra cara.

Una mañana al acercarse los funcionarios delegados por el Alcalde Municipal en compañía de miembros de la policía nacional a cumplir con lo ordenado en el Auto # 2008 0400 emanado por el Ministerio de Cultura, se encontraron con una multitud de miembros de la comunidad especialmente católicos decididos a no dejar que se impusieran las medidas y antes por el contrario manifestaron la necesidad de que el Ministerio de Cultura haga presencia en Tenerife para poder abordar el tema del Templo Parroquial de San Sebastián  que hoy aparece como bien de interés cultural del ámbito nacional, pero solamente en el papel porque desde que eso se dio jamás ese ministerio ha destinado un solo centavo para su mantenimiento y refacciones.

Primero fue la sanción impuesta a la Administración Municipal por $ 124.000.000,oo a raíz de una demanda interpuesta por la adecuación y embellecimiento que se le iba a hacer al Parque  de la Independencia, adyacente al templo y que según el ministerio no se cumplieron los requisitos necesarios además de que supuestamente la zona hacia parte del templo.

Ahora cuando la comunidad a través de la consecución de  recursos logrados en una campaña llamada “Templotón” se propuso hacerle algunos retoques que no pasan más allá de pintura, vuelve nuevamente el Ministerio basándose en algunas quejas presentadas,  a tomar medidas que la comunidad no entiende.

Es de amplio conocimiento, que el Ministerio Nacional de Cultura jamás ha tenido en cuenta al templo colonial de Tenerife, para nada, parece que para ellos no existiera, no les interesa. Solo recuerdan que hace parte de él cuando van a imponer multas y medidas y es por eso que esta comunidad eleva su voz de protesta y algunos miembros incluso, solicitan que se excluya como Patrimonio Cultural de la Nación y vuelva a ser patrimonio solamente local.

Durante estos hechos acaecidos no hubo ninguna alteración del orden público, todo transcurrió en completa normalidad.

La comunidad, que concurrió en gran masa aprovechó para  firmar un documento que será enviado urgentemente al Ministerio de Cultura.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *