Por: Rafael Medina Brochero

En la institución educativa de bachillerato Antonio Brugés Carmona  sede Jaraba en el municipio de Santana, los estudiantes reciben los procesos educativos en condiciones infrahumana, lo que conllevó a los docentes y padres de familia realizar denuncias con el propósito de poner en evidencia esta grave problemática.

La sede educativa No 10 del corregimiento de Jaraba, sufrió los embates de la ola invernal 2.009, por tal razón el gobierno nacional a través del Fondo Adaptación, decidió construir un megacolegio por un monto de 5 mil millones de pesos según información suministrada por los docentes, pero al día de hoy todo ha sido un saludo a la bandera.

Javier Ortega Ramírez, presidente subdirectiva Edumag Santa Ana, se refirió a otras problemáticas de la educación “hago un llamado a la alcaldesa, para que tenga como prioridad la educación, no entiendo por qué en otros municipios, el transporte escolar está funcionando, sin embargo aquí, la mandataria, dice que los recursos no han llegado. Este año no ha comenzado el transporte escolar, el programa PAE tampoco, las aulas no tienen las dimensiones estipuladas por la normativa, los techos están rotos, las ventanas destruidas, aulas oscuras y sin ventilación, no hay materiales didáctico para el desarrollo normal de las actividades educativas”.

La coordinadora de la sede, Nelcy Caamaño anotó: “Hemos denunciado las condiciones en que está la infraestructura de esta Institución, desde el 2010 y estamos en espera, de que el Fondo Adaptación haga la reubicación hacia un megacolegio, pero no hay resultado del  ente municipal, departamental, ni nacional”.

También denunció Caamaño Guerra “en el comedor escolar las condiciones son malas, puesto que las comidas no llegan a tiempo, y a veces llegan incompletas, por ejemplo  llega la carne y no han enviado pollo y lo peor la coordinadora del programa, nunca contesta las llamada que le hago”.

Del mismo modo la docente Rosa Silvana Gutiérrez manifestó que se está ofreciendo las clases a dos grados en un rancho sin techo en razón de que la alcaldía no invierte ni la rectoría tampoco, al parecer porque está focalizada la sede para reubicación, puesto que está proyectado un megacolegio por el Fondo Adaptación.

Finalmente Onelys Arias madre de familia pidió apoyo a las autoridades competentes, puesto que los estudiantes del corregimiento de Jaraba no tienen condiciones dignas para el desarrollo de las actividades escolares, puesto que no hay sillas, los techos de las aulas se llueven y los ventiladores funcionan a media.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *