Los 34 representantes de las familias favorecidas llegaron cumplidos a la cita establecida por el Juzgado Promiscuo Municipal de Remolino, encargado del procedimiento de entrega. Allí, la juez explicó a los asistentes el procedimiento a realizarse, el cual certifica que cada uno de los citados es reconocido en pleno como propietario de los predios, una vez abandonados por cuenta del accionar de los paramilitares en la zona.

Este procedimiento judicial se convierte en un hecho importante, en el cual se reconocen sus derechos, vulnerados por los violentos. “Esto es algo que nos da tranquilidad. Estábamos esperando a que se diera”, afirmó Luz Marina Charris, habitante del corregimiento.

La URT acompañó las entregas materiales que se llevaron a cabo en Santa Rita

El acompañamiento de las autoridades se convierte en el respaldo del Estado a estas familias. “Lo ocurrido en esta parte del Magdalena es algo realmente reprochable. Cada autoridad avanzará para dar cumplimiento a las órdenes. Sabemos que es un reto grande y no es fácil, pero el objetivo es lograr que esta comunidad esté en las condiciones de vida adecuadas”, aseguró Rodrigo Torres, director de la Unidad de Restitución de Tierras en Magdalena y Atlántico.

Así mismo, el funcionario agregó que: “Desde la Unidad se ha hecho un trabajo importante a través de todo el desarrollo de atención a la solicitud, lo cual ha permitido que se tengan siete sentencias de restitución para Santa Rita y dos más para Remolino. Ahora viene la segunda parte y continuar con las atenciones a los favorecidos en estos fallos para llevar a cabo los proyectos productivos. Es importante señalar que un grupo ya está en fase de formulación”.


Contexto de violencia en Santa Rita

Los hechos de violencia que afectaron a la comunidad de Santa Rita iniciaron en 1997, cuando miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia asesinaron a un docente. Para 1999, los homicidios continuaron: los paramilitares asesinaron a una pareja de esposos, desaparecieron a dos comerciantes y a tres personas del corregimiento.

Todos estos hechos generaron el desplazamiento de la comunidad, situación que aprovecharon los integrantes de las autodefensas para saquear las casas de Santa Rita, las cuales quedaron en ruinas.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *