El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible exaltaron el Plan de Desarrollo ‘Santa Marta Corazón del Cambio’, de la Alcaldía Distrital y lo incluyeron en la iniciativa Promesas Climáticas de Colombia.

En una ceremonia que se desarrolló de manera virtual, el Ministerio de Ambiente expuso que el ente territorial está comprometido en su plan de gobierno en ayudar a la disminución de los gases de efecto invernadero que influyen en el cambio climático.

“Luego de una evaluación técnica rigurosa, el Plan de Desarrollo de la ciudad de Santa Marta ha sido reconocido como una de las Promesas Climáticas de Colombia”, detalla la misiva firmada por el ministro del Ambiente, Carlos Eduardo Correa Escaf y la representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, Jessica Faieta.

La Promesa Climática es una iniciativa implementada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y los gobiernos de 115 países en el mundo, cuyo objetivo es apoyar los esfuerzos nacionales para avanzar en una acción climática, que permita a la humanidad lograr las metas necesarias de adaptación y mitigación del cambio climático.

La alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson, mostró su satisfacción al saber que organismos internacionales y el Gobierno Nacional reconoce el trabajo por el medio ambiente, validando así el Cambio que ha tenido la capital del Magdalena.

“Nos enorgullece que el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo reconozca las acciones ambientalistas consagradas en nuestro Plan de Desarrollo y que lo haya incluido en la iniciativa ‘Promesas Climáticas de Colombia’. El cambio también es en la sostenibilidad ambiental y en la conciencia ciudadana”, dijo la mandataria.

La alcaldesa indicó que “estamos comprometidos con la disminución de los gases de efecto invernadero que influyen en el cambio climático, a través del Dadsa hemos ejecutado estrategias oportunas de prevención y nuestro último gran logro es la aprobación de una política pública en educación ambiental”.

En Colombia, este programa, cuenta además con el apoyo del Departamento Nacional de Planeación, Asocapitales y Asocars, encargados de evaluar y reconocer los planes de desarrollo que tengan mayor ambición en términos climáticos.

“Lograr el 51% de emisión de gases de efecto invernadero es un objetivo a nivel nacional, todos podemos vincularnos para cumplir este objetivo. Es una gran oportunidad para que los gobiernos locales puedan canalizar recursos de cooperación internacional”, dijo el viceministro de Ordenamiento Ambiental del Territorio, Nicolás Galarza.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *