Con un área de afectación de 700 hectáreas por Pudrición del cogollo (PC) en el departamento del Magdalena, de un total de 45.000, Cenipalma y los empresarios palmeros,  anuncian la implementación de un plan de choque orientado a atender y superar la problemática de esta enfermedad, que si bien está presente en toda la zona, hoy ataca particularmente las plantaciones de palma de aceite en este departamento.

Así lo explicó Alex Cooman, Director General de Cenipalma, al tiempo que expuso que en esta zona palmera se viene presentando la Pudrición del cogollo con síntoma de hoja clorótica (HC), que es un estado avanzado de la enfermedad, asociado a factores adversos como suelos mal drenados con niveles freáticos altos.

Indicó que los núcleos palmeros de la Zona Norte, en compañía de Cenipalma, a través del Comité de Gerentes para asuntos fitosanitarios de esa zona, han generado este plan de choque y los enfoques que se deben realizar, de manera paralela, y con prioridad son: mantenimiento de drenajes extra e intra prediales, un manejo de suelos y nutrición adecuados y la eliminación de fuentes de inóculo a través de la erradicación de las palmas con Pudrición del Cogollo con síntoma de hoja clorótica.

Cenipalma y palmicultores anuncian plan de choque para combatir la pudrición del cogollo en el Magdalena

Dijo que el Plan de choque responde a un trabajo coordinado por cada núcleo palmero con sus productores, de la mano con Cenipalma, la cual pondrá a disposición el conocimiento disponible para atender la emergencia, con el compromiso claro por parte de todos los actores que solo aplicando la tecnología apropiada, habrá mayores posibilidades de superar la problemática. Cabe señalar que los núcleos involucrados en este acuerdo de voluntades, en el departamento del Magdalena, son Aceites, Palmaceite, Tequendama, Gradesa, Frupalma, El Roble y Padelma.

Cooman expresó que según cifras de Cenipalma y Fedepalma, se estiman pérdidas totales por causa de la PC en la Zona Norte de $ 141 mil millones y específicamente en el departamento de Magdalena de $ 50 mil millones, calculándose que el deterioro económico potencial por este concepto en dicho departamento estaría por el orden de $ 3.1 billones.

“Por otra parte, en lo que respecta a afectación de puestos de trabajo, las cifras que se estiman no son alentadoras, toda vez que la pérdida real de empleos directos en el departamento del Magdalena apunta a  88 y 131 indirectos, siendo la pérdida potencial de empleos directos en este departamento de 5.538 y de indirectos 8.306, en el escenario de que la enfermedad nos ganara la batalla”, argumentó el Director General de Cenipalma.

 Otras acciones importantes

 A su turno, Julián Fernando Becerra Encinales, Coordinador Nacional de Manejo Fitosanitario de Cenipalma, señaló que los núcleos palmeros, de manera conjunta con Cenipalma, Fedepalma y el ICA, adelantan actualmente labores adicionales como la recolección y actualización de información para la toma de decisiones, agenda de capacitación y sensibilización multinivel por cada núcleo y cada sub-zona, campaña de comunicación del riesgo, sobrevuelos para el diagnóstico de la situación, levantamiento topográfico de los drenajes naturales y dragado de los mismos e igualmente se trabaja en la construcción de un presupuesto general que contempla cuánto cuesta atender la situación en el departamento del Magdalena incluyendo el mantenimiento de los drenajes y la eliminación, sin excepción, de las palmas confirmadas con PC-CH.

Del mismo modo, Alex Cooman aseguró que se adelantan actividades conjuntas con el ICA, orientadas a la inclusión de la obligatoriedad de eliminación de palmas con PC-HC en la Resolución 4170 y gestión con Corpamag por parte de Fedepalma en la obtención de permisos para trabajos en drenajes naturales, entre otras acciones.

Manifestó que, adicionalmente, los núcleos palmeros del Magdalena, están aportando $ 1.000 por tonelada de fruto procesado, recursos que se están empleando en el dragado de drenajes naturales en la zona de influencia de la enfermedad y se evalúa el incremento de  la cuota en aras de lograr el mayor impacto en el menor tiempo, en una clara muestra de que se trata de un esfuerzo conjunto dirigido a superar la emergencia.

Becerra-Encinales precisó que el área total afectada por PC en la Zona Norte alcanza las 2.000 hectáreas registradas aproximadamente en los municipios de Aracataca, Retén, María la Baja, Zona Bananera, Pueblo Viejo y Fundación, siendo mayor la afectación en los tres primeros municipios mencionados.

Subrayó que el área total eliminada en María La Baja corresponde a  500 hectáreas que están en control en la actualidad, y el área total eliminada en el departamento del Magdalena es de 126 hectáreas faltando por eliminar 500 hectáreas más en ese departamento.

Cooman concluyó diciendo que cada núcleo palmero del Magdalena, en este momento, se encuentra haciendo juntas directivas extraordinarias para evaluar la situación y continuar de manera contundente con las medidas contempladas en el Plan de Choque.

 

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *