Con el propósito de fortalecer la lectura como estrategia pedagógica en las 34 bibliotecas públicas municipales que conforman la Red Departamental del Magdalena, la oficina de Cultura que orienta la Licenciada Matilde Maestre Rivera, implementó un proceso de sensibilización con jornadas de lectura sobre los derechos y la prevención de acciones que afecten la convivencia escolar de niños, niñas y adolescentes.

Para el logro de tal fin, se contó con el apoyo y respaldo de la mayoría de los bibliotecarios públicos de los diferentes municipios de la geografía magdalenense, quienes desde sus bibliotecas y como integrantes de la Red, fomentan la lectura con diferentes estrategias, circulación de ideas, socialización de temas afines, entre otros aspectos, direccionados a mejorar la calidad de vida de los estudiantes en las distintas instituciones educativas del Departamento.

De esta manera alrededor de 800 estudiantes de distintos grados y edades tuvieron la oportunidad de participar en estas jornadas, con el material existente en las bibliotecas sobre el matoneo (bullyng), derechos humanos, sustancias psicoactivas, valores, métodos anticonceptivos, embarazos en adolescentes, maltrato infantil, entre otros temas que conllevan a la construcción de lo que debe ser la sostenibilidad de la convivencia escolar.

En varias de estas actividades se contó con la participación de docentes, psicólogos, Policía, comisarios de familia, bibliotecarios y sus auxiliares, funcionarios del Bienestar Familiar y profesionales de otras áreas, quienes enriquecieron el contenido de las lecturas a partir de sus experiencias.

La Jefe de la Oficina de Cultura, Matilde Maestre Rivera, quien hace parte del Comité departamental de Convivencia Escolar, destacó el trabajo que emprendieron los bibliotecarios públicos del Magdalena, a partir de las indicaciones dadas desde la Red, y que en materia de convivencia escolar deben trabajar desde el rol que les compete.  Agregó, que aunque estas actividades se cumplieron casi a final del año 2018, es un buen arranque hacia el futuro, donde se esperan mayores jornadas de lectura que coadyuven a edificar la formación y fundamentación de los estudiantes como buenos ciudadanos.

Sobre el resultado de esta experiencia, los bibliotecarios de Cerro de San Antonio, Josefa Torres Movilla; Santa Bárbara de Pinto, Miryam Piedrahita; y El Piñón, Pedro Santamaría Pérez, se mostraron complacidos por tratar un tema delicado que afecta la niñez y la juventud de los municipios; al tiempo que demandaron una mayor participación de instituciones oficiales como las personerías, policía de menores, docentes y del Bienestar Familiar.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *