Error en la base de datos de WordPress: [Table './voceropr_portal/wp_itsec_log' is marked as crashed and should be repaired]
CREATE TABLE wp_itsec_log ( log_id bigint(20) UNSIGNED NOT NULL AUTO_INCREMENT, log_type varchar(20) NOT NULL DEFAULT '', log_function varchar(255) NOT NULL DEFAULT '', log_priority int(2) NOT NULL DEFAULT 1, log_date datetime NOT NULL DEFAULT '0000-00-00 00:00:00', log_date_gmt datetime NOT NULL DEFAULT '0000-00-00 00:00:00', log_host varchar(40), log_username varchar(60), log_user bigint(20) UNSIGNED, log_url varchar(255), log_referrer varchar(255), log_data longtext NOT NULL, PRIMARY KEY (log_id), KEY log_type (log_type), KEY log_date_gmt (log_date_gmt) ) DEFAULT CHARACTER SET utf8mb4 COLLATE utf8mb4_unicode_520_ci

Error en la base de datos de WordPress: [Table './voceropr_portal/wp_itsec_log' is marked as crashed and should be repaired]
INSERT INTO `wp_itsec_log` (`log_type`, `log_priority`, `log_function`, `log_date`, `log_date_gmt`, `log_host`, `log_username`, `log_user`, `log_url`, `log_referrer`, `log_data`) VALUES ('backup', 3, 'Database Backup Executed', '2017-10-21 16:12:06', '2017-10-21 21:12:06', '', '', '0', '', '', 'a:1:{i:0;a:2:{s:6:\"status\";s:5:\"Error\";s:7:\"details\";s:63:\"saved locally but email to backup recipients could not be sent.\";}}')

No olvidarás mi nombre: Una peligrosa estigmatización | El Vocero de la Provincia

Por: José Félix Lafaurie Rivera-@jflafaurie

 “No olvidarás mi nombre” es  un seriado que pretende narrar el conflicto, con toda su violencia y sinrazones, alrededor de una historia de amor y con un hilo conductor que recrea la confrontación entre guerrilleros y paramilitares.

 Pero mientras, para definirlo con simplismo, el guerrillero es malo, y ahí termina su proyección social, el paramilitar es “remalo”, como diría la muchachada, y detrás de él está el verdadero antagonista: el ganadero; el que burla la justicia y se la toma por su mano; dueño del poder local, despojador de campesinos, ordenador de masacres, con tentáculos en los círculos del poder para esconder sus delitos y alcanzar sus objetivos perversos. Ni el asesinato de su hermano bueno alcanza a explicar tanta maldad.

 Los ganaderos han sido estigmatizados como terratenientes y despojadores desde hace sesenta años, cuando las Farc los declararon enemigos y objetivo militar, y expidieron leyes de reforma agraria para arrebatarles la tierra. Entonces fueron asesinados y secuestrados por miles; extorsionados y despojados.

 Cuando surge el paramilitarismo y algunos empresarios –no solo ganaderos– traspasan los límites de la legalidad, los ganaderos quedaron en medio del fuego cruzado, como todos los pobladores rurales, y terminaron con una injusta estigmatización a cuestas, propagada en los medios por la izquierda y algunos columnistas.

 Hoy, sin embargo, en tiempos de posconflicto, reparación y reconciliación; cuando esta pronta a instalarse una Justicia Especial concebida con las Farc; cuando el Decreto 902 de 2017, también creado con las Farc, será el instrumento para distribuir 3 millones de hectáreas, que saldrán de la expropiación a sus legítimos propietarios, pues es conocido el fracaso del Estado en quitarle la tierra a los criminales y recuperar sus baldíos; hoy, cuando se requiere una justicia imparcial y una “sociedad imparcial”, porque la decisión del juez siempre está permeada por su entorno; es decir, cuando es imperativo derribar estigmas y estereotipos, se produce esta extemporánea y peligrosa estigmatización contra los ganaderos.

 Me indigna que semejante generalización haya sido auspiciada por USAID y OIM, y por el Gobierno a través del Centro Nacional de Memoria Histórica, la Unidad de Víctimas y Reconciliación Colombia, una organización que no hace honor a su nombre con esta propuesta, y en la  que figuran muchas entidades públicas y empresas privadas.

 Pienso en los empresarios ganaderos perseguidos por ese estigma, que pesará en la JEP y en los jueces que decidirán sobre la expropiación por incumplimiento de la función social y ecológica o por motivos de interés social, en los que cabe todo, a través del “Procedimiento Único” y sumario del Decreto 902. Pienso en la reconciliación y en la responsabilidad social  de los medios.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *