Nicolás Andrés Pezzano Farelo, ganó el 1er lugar, como Acordeonero Aficionado, en el ‘Festival Nacional del Son’ que se realiza cada año, en El Difícil Magdalena, cabecera del municipio de Ariguaní y que este año, llegó a su Versión número XVI, el cual honra a la Dinastía Rada.

Nico Pezzano Farelo, es oriundo del municipio de Sabanas de San Ángel, tiene 20 años y es hijo de Nicolás Pezzano Caro y Zoraida Farelo. Es estudiante de derecho en la Universidad Autónoma del Caribe.

Nicolás Pezzano Alfaro

Comenzó a interpretar el acordeón, a la edad de 13 años y desde entonces, los amigos y personas mayores que entienden de música, notando sus habilidades y talento, lo motivaron a presentarse en diferentes Festivales, llegando a participar en 45 de ellos. Comenzó a concursar en la modalidad Infantil, luego en la Juvenil, pasando por los Festivales de El Paso Cesar, en El Festival Nacional del Son, en donde ocupó en 2 ocasiones el 2º lugar. En los Venaos Cesar, ocupó el 1er puesto, en el Festival del Hombre Caimán de Plato el 1er puesto. Igualmente en la Loma Cesar en el Festival Samuel Martínez, también ganó como Aficionado el 1er lugar y en el Festival de la ‘Leyenda Vallenata’ quedó en 6º Lugar.

En esta versión, los ganadores de Acordeoneros Aficionados fueron 1er Puesto Nicolás Pezzano. 2º puesto Andrés Valega  y 3er puesto Julio Vitola.

Canción Inédita: 1er puesto De la Mano de Dios- Mateo Torres. 2º Patrimonio y leyenda de Darwin Villegas. 3er Mujer dificilera de Reinaldo “Chuto” Díaz.

Piquería: 1er Iván Becerra 2º Santander Bornacelli 3er Julio Gutiérrez.

FESTIVAL NACIONAL DEL SON –‘Somos la Cuna del Son’

El nacimiento de este evento, se da en 1990, ideado por el compositor Melquiades García, quien se propuso a organizar a un grupo de acordeoneros, para resaltar el talento de aquellos músicos, empíricos que le dieron renombre a la música del Magdalena Grande, como fueron Alejo Durán, Pacho Rada, Luis Enrique Martínez, Juancho Polo Valencia, Octavio Mendoza y Tomás Aquino Palmera. A esta hazaña, en un comienzo, se le llamó Festival del Son, Tigre de la Montaña, en honor al juglar  Francisco Pacho Rada. El  2016 con el firme propósito de darle una proyección transnacional se modifica su razón social Festival Nacional del Son en su apuesta por lograr la declaratoria del ritmo, que a la postre se logró, siendo declarado por la UNESCO, como ‘Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación’.

Actualmente, el Festival Nacional del Son, se ha consolidado, como uno de los más relevantes en el país, de la música de acordeón, A esta convocatoria respondieron intérpretes y compositores de todas las regiones de Colombia.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *