El Gobierno nacional continúa trabajando por el rediseño del canal navegable en el brazo de Mompox, con un plan para la recuperación de la navegación en esta zona del río Magdalena. Así lo anunció Pedro Pablo Jurado, director de Cormagdalena, quien hizo entrega al alcalde de este municipio, Guillermo Santos, del proyecto enviado al Ministerio de Hacienda y Crédito Público y que contempla la intervención del canal navegable, protección de orillas y definición de puntos de amarre necesarios para la navegación.

“Este proyecto nos permitirá intervenir un brazo del Río que históricamente se ha secado y que ha sido un reclamo de la comunidad. Vale la pena destacar que no solo se ha contemplado de manera técnica el volumen a dragar, sino que se ha entendido que las orillas deben ser protegidas y que los puntos de amarre de las embarcaciones no pueden seguir siendo los árboles, sino unos puntos específicos diseñados especialmente para ello”, indicó el director de Cormagdalena.

Desde agosto de 2020, el Centro de Investigación e Ingeniería de Cormagdalena (CIIC) inició los estudios complementarios hidrográficos (batimetrías), así como las mediciones de velocidad y caudal del río y las investigaciones de rediseño del canal navegable, lo que permitió elaborar el cálculo de dragado para habilitar la navegación en el brazo de Mompox, en el río Magdalena. El presupuesto calculado para esta fase de la obra es de 22.664.685.574.

“La idea es contar con un canal navegable de 52 metros de ancho a lo largo de los 145 kilómetros, con una profundidad de 7 pies, es decir, 2,13 metros. El objetivo es que el brazo de Mompox quede habilitado como una ruta de navegación en 2021, favoreciendo el desarrollo social, ambiental y económico de toda la región Momposina”, señaló Pedro Pablo Jurado.

Además de Cormagdalena, el proyecto es impulsado por las Gobernaciones de Magdalena y Bolívar, y por la administración municipal de Mompox, en beneficio de los 264.860 habitantes de 11 municipios en los dos departamentos, los cuales son: Margarita, Mompós, San Fernando, Talaigua Nuevo y Hatillo de Loba, en Bolívar; y El Banco, Guamal, San Sebastián de Buenavista, San Zenón, Santa Ana y Santa Bárbara de Pinto, en el Magdalena.

“Esta obra es de gran importancia, pues el brazo de Mompox está tan sedimentado que en tiempos de creciente desborda la cota normal y erosiona las laderas. Luego, este material erosionado va a dar al fondo de la ciénaga, afectando la reproducción de los pescados”, explicó Guillermo Santos, alcalde de Santa Cruz de Mompox.

De esta forma, anota el Alcalde, se impulsa la pesca y la reactivación del canal alterno a la navegación frente a contingencias o situaciones que se presenten en el canal principal, que se utiliza en la actualidad, y que se transita por el brazo de Loba o Pinillos, además de ser el transporte de productos agropecuarios y ganaderos.

El brazo de Mompox es una bifurcación del río Magdalena que sirve de límite entre los departamentos de Bolívar y Magdalena. Tiene una extensión de 145 kilómetros entre el puerto fluvial de El Banco y su desembocadura en el cauce principal del río, en proximidades de la población de Tacaloa, en Bolívar.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *