Llegó la hora de la verdad para el Magdalena y usted decide. Después de varios meses de campañas políticas los candidatos a la gobernación y la asamblea del departamento, a las alcaldías, los concejos municipales y las Juntas Administradoras Locales, en los que han dado a conocer a la ciudadanía sus planes y programas de gobierno, el domingo 27 de octubre los magdalenenses  tendrán la oportunidad de elegir con su voto cuál será el futuro del departamento y de sus municipios.

Se trata de la gran jornada de la democracia en la que podrán participar cerca de quinientos mil ciudadanos con libertad y alegría. El compromiso es derrotar la abstención y la indiferencia, cualquiera que sea el candidato que responda a sus expectativas. Hay que recordar que el voto es un derecho de todos los colombianos mayores de 18 años que están en libertad de ejercerlo y así escoger en democracia a las personas que consideran idóneas para representarlos en cargos y organismos de elección popular, a saber, la gobernación, la alcaldía, la asamblea, el concejo y la JAL.

Las garantías para todos los candidatos constituyen la principal preocupación de éstos y de votantes para que los comicios se lleven a cabo en paz, con total transparencia y permitan que los ciudadanos fortalezcan su confianza en la democracia. En este sentido la Gobernadora del Magdalena, Rosa Cotes de Zúñiga, se declaró impedida para actuar en el proceso electoral, debido a su vínculo en tercer grado de consanguinidad con el candidato a la Gobernación Luis Miguel Cotes, razón por la cual el Presidente de la República y la Ministra del Interior nombraron a Fabio Augusto Parra Beltrán como Gobernador Ad hoc, para que cumpla las funciones propias del cargo durante el proceso electoral.

Sin embargo, los temores expuestos por algunos candidatos van más allá y tienen que ver con viejas mañas, malas prácticas que tradicionalmente han desprestigiado las elecciones y rodeado de desconfianza e ilegitimidad los procesos electorales. Aun cuando la Ley ha tipificado algunas acciones como delitos electorales, algunas personas recurren a prácticas ilegales para impedir el normal desarrollo de las elecciones como los cortes de energía, las amenazas, el saboteo informático y otras por todos conocidas.

Recordemos cuáles son los delitos electorales para que los lectores no caigan por desconocimiento, puedan identificarlos y reportarlos a las autoridades competentes: La Perturbación electoral se configura cuando alguien obstaculiza o impide la realización de elecciones; el Constreñimiento al elector ocurre cuando una persona o grupo usa la fuerza o recurre a amenazas para interferir en la decisión del votante; la Corrupción al elector es la conocida compraventa de votos o el trueque del voto por alimentos, materiales de construcción u otros productos; cuando una persona suplanta a otra para votar se da el Voto fraudulento; también puede haber Fraude electoral cuando se altera o destruye el material electoral; cuando hay ocultamiento, retención y posesión ilícita de cédulas; la trashumancia electoral se da cuando los ciudadanos se inscriben en lugar distinto a su domicilio, entre otros.

Cuando usted vota puede obtener los beneficios legales que el Estado ofrece en la Ley 403 de 1997 presentando el certificado electoral: Medio día de descanso remunerado dentro de los 30 días posteriores a la elección, y los jurados un día y medio; un puntaje adicional en caso de presentarse un empate en la selección cuando aspire a un cargo público; la reducción de un mes de servicio militar; 10% de descuento en la matrícula de las universidades públicas, en el precio de duplicados de cédula, pasado judicial, libreta militar y pasaporte.

Si usted vota ejerce su derecho, cuenta, elige, participa, hace que se escuche su voz democrática, da ejemplo a los demás y a las nuevas generaciones.

 

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *