Dentro de las acciones para controlar la manipulación de redes eléctricas y medidores en Santa Marta, la empresa Air-e ha detectado que algunos establecimientos comerciales reinciden en esta práctica ilegal.

De acuerdo con la compañía estos casos se han presentado en suministros comerciales como tiendas y un hotel, ubicados en diferentes sectores de la ciudad.

Hotel en El Yucal

Según la Gerente de Air-e en el Magdalena, Zohe Ditta Berdugo, al realizar las inspecciones técnicas se establece que existe la irregularidad y la empresa procede a normalizar la medida. Sin embargo, en visitas posteriores se ha encontrado que muchos establecimientos insisten en manipular las redes.

“Avanzamos en procesos de revisión en diferentes sectores de Santa Marta y el departamento y hemos encontrado que el nivel de reincidencia en prácticas ilegales es alto”, dijo Zohe Ditta Berdugo.

En el seguimiento de los clientes con irregularidades, la empresa reportó que un suministro de uso comercial ubicado en la zona universitaria se encontró conectado ilegalmente a la red eléctrica el día 20 de enero de 2021 sin registro de facturación. La situación fue normalizada por el personal técnico de la compañía, no obstante, en seguimiento al predio ocho días después, se revisó nuevamente el 28 de enero encontrándose el medidor con sello de tapa principal manipulado.

Tienda Las Canarias

De acuerdo con lo evidenciado en el consumo registrado, la perdida por defraudación del servicio podría ascender a los seis millones de pesos aproximadamente.

Así mismo en el sector de la Urbanización Las Canarias 2, el 10 de diciembre del año inmediatamente anterior se intervino un equipo de medida en un predio donde funciona una rapitienda, encontrándose irregularidad en su funcionamiento. Posteriormente el día 26 de enero 2020 se encuentra medidor electrónico manipulado, por lo cual se procedió nuevamente al cambio de medida. La pérdida económica estimada es del orden aproximado de los cuatro millones de pesos.

Y un nuevo caso de conexión irregular se presentó en el barrio El Yucal donde un hotel con restaurante y locales se encontró con medidor manipulado en sellos y tapa principal. La defraudación supera los 15 millones de pesos.

“Estas malas prácticas constituyen un delito que es tipificado en el Código Penal como Defraudación de fluidos”, concluyó la Vocera de la empresa.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *