Cumpliendo el ejercicio que han denominado la vuelta a Colombia, el viceministro de Desarrollo Rural, Juan Pablo Díaz Granados y el director de la Agencia Nacional de Tierras, Miguel Samper Strauss, llegaron a Santa Marta a socializar con la participación de ganaderos, empresarios del agro y representantes de asociaciones campesinas entre otros, el proyecto de la Nueva Ley de Tierras,

El viceministro Díaz Granados respondió las siguientes preguntas:

De qué trata la nueva Ley de Tierras y cuál es el objetivo principal?

“El espíritu de la Ley de Tierras indudablemente es dotar al campesinado de tierras para poder trabajar en ellas. Trata sobre la reforma rural integral. Cada reforma de la ley 160 del año 94 en virtud de la cual, se recoge gran parte de algunas preocupaciones, que se tenían para el sector de la agricultura en Colombia, pero ya el país cambió, la política cambió y era necesario una reforma que tienen que ver con volver al sector mucho más competitivo y a la vez mucho más productivo. Ya hemos visitado los departamentos de Córdoba, Antioquia, Valle del Cauca y ahora Magdalena, luego estaremos en el Meta, Casanare, Caquetá y para terminar en la ciudad de Bogotá, esperamos recoger el mayor número de aportes e insumos posibles que permitan enriquecer el proyecto.

¿Quiénes han sido convocados a participar en las socializaciones?

El director de la Agencia Nacional de Tierras Miguel Samper Strauss, explicando a los ganaderos, campesinos y empresarios del campo, la nueva Ley de Tierras

Estamos trabajando con organizaciones campesinas, organizaciones afro-colombianas y minorías étnicas representadas con indígenas, así como los agroindustriales del país, Sociedad de agricultores de Colombia, la ANDI y otra serie de estamento, porque este es un proyecto que además, procura que todas puedan entrar y que de una vez por todas acabemos una especie de fetichismo, respecto a los pequeños, medianas y grandes de la agroindustria en Colombia. Afortunadamente sentencias como la ley recientemente expedida por la corte constitucional nos permite desestigmatizar un componente fundamental respecto a la agroindustria, sólo por traer un ejemplo a colación y que todos podamos entonces vernos reflejados en ese instrumento de política pública que es la reforma que estamos promoviendo, a la ley 160 del año 94.

¿Qué les puede decir a los propietarios que con la nueva Ley, ven en peligro sus tierras?

Lo primero que debo reprochar de manera enfática, son afirmaciones que provienen de personas con una alta intelectualidad en el país y que sin ningún tipo de argumentos, difunden una serie de tesis que confunden muchísimo la opinión pública, que hacen que se paralizan más  el país generando odios en las regiones. Entonces quiero ser categórico en afirmar una vez mas, lo que ya el presidente Santos, el ministro Iragorri y todos quienes trabajamos en la agenda de tierras del país hemos dicho este proyecto no atenta contra la propiedad privada, este proyecto tiene unas líneas rojas muy claras que el mismo gobierno nacional ha colocado y es el  respeto a la propiedad privada, respetando incluso un artículo de la Constitución Política que nos obliga a cumplir.

Jamás se ha pensado llegar a los extremos con que algunos han calificado el proyecto cuando han tenido el infortunio de compararlo entonces con la ley habilitante que rige en Venezuela, eso no es cierto y categóricamente desmiento ese tipo estigmatización. Este proyecto respeta la propiedad privada, este proyecto procura mejorar la administración de la tierra, para volver mucho más productivo. Introduce una serie de aspectos y componentes importantes para que situaciones como la Unidad de Agricultura Familiar tenga una mejor reglamentación y se comprenda de mejor manera.

¿La ley prevé que los adjudicatarios, sean personas con verdadera vocación?

Efectivamente tratándose de tierras es un recurso infinito, lo que procura una mejor administración de las tierras  y quien no tiene tierras o teniendo son insuficientes y siendo un producto rural, es decir, alguien que vive del campo y que su familia genere su mayor ingreso del campo, tenga las condiciones de acceder a ella. Cambiamos de paradigma muy importantes en esta reforma organizadas con la creación de agencias de tierras, ya no hay que esperar, quien desee acceder a la agencia de tierra, active el mecanismo como lo que anteriormente se conoce como INCODER, sino que la agencia de tierras puede de manera oficiosa mediante el mecanismo, formalizar la propiedad privada que no esté formalizada o adjudicar aquel baldío al que vive de aquella actividad.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *