Mediante oficio enviado a esa Corporación, la Gobernadora Rosa Cotes objetó ante la Asamblea el proyecto de ordenanza 114 de 2019 que aprobó el presupuesto 2020 de la Gobernación por motivos de “inconveniencia” de los artículos 38 y 39 que la Asamblea introdujo en las disposiciones generales del proyecto original.

Ambos artículos fueron propuestos por el Diputado Edward Torres Ruidiaz quien hace parte de la Comisión de Presupuesto encargada de presentar el concepto sobre las objeciones a la plenaria de la Asamblea.

Respecto al artículo 38 que autoriza al Gobernador «para que en el POAI cree un rubro destinado a la gestión para la implementación de las sedes universitarias regionales Sur y Centro del Magdalena, conforme a las cifras del presupuesto aprobado», en su oficio la gobernadora Cotes considera inconveniente dicho artículo porque “el Gobierno entrante debe estar en libertad de organizar su planificación y procesos y no nos corresponde en el marco de nuestras competencias tratar de direccionar la inversión del próximo gobierno desde la administración actual.”

El Diputado Edward Torres, no comparte la apreciación de la gobernadora por cuanto:

“el objetado artículo 38 no estipula una “imposición” sino una “autorización” para un proyecto que consideramos en la Asamblea muy importante y que, mientras se formaliza el próximo plan de Desarrollo cuya aprobación podría darse aproximadamente en abril del 2020, consideramos importante dotar al próximo Gobernador de una herramienta de gestión en el presupuesto que le permita trabajar desde el 1 de enero en un proyecto que el mismo ha expresado como prioritario en su gobierno. Ello no “direcciona” indebidamente el próximo Plan de Desarrollo ni “obliga” como erróneamente manifiesta la Gobernadora Cotes, por el contrario el literal f del artículo 3 de la ley del Plan de Desarrollo, ley 152/94, establece el principio de “continuidad” en aras de garantizar la cabal ejecución de los proyectos incluidos en el Plan. Es decir el artículo 38 está acorde con los principios de planeación. Por ello de mi parte votaré por rechazar la objeción interpuesta por la gobernadora Cotes quien, en lugar de seguirse oponiendo al proyecto de la Universidad para el Sur, debería pedir disculpas por incumplir ella con este proyecto que incluimos en su Plan de Desarrollo mientras se gastaba los recursos de inversión en aumentar la burocracia del Departamento y endeudar al Departamento en proyectos menos prioritarios”.

La segunda objeción de la Gobernadora es sobre el artículo 39 del Presupuesto 2020 que propone que el gobierno “realice ajustes en el presupuesto aprobado y la estructura administrativa, en aras de garantizar la sostenibilidad y la viabilidad del gasto de funcionamiento, especialmente en lo pertinente a la compensación de los ingresos del desahorro FONPET hoy destinado al pago de las mesadas pensionales con la anuencia de la Contraloría General de la República”.

Respecto a este artículo la Gobernadora advierte que con los recursos Fonpet   “solamente pueden destinarse a cubrir en la forma prevista en esta ley, el valor de los pasivos pensionales a su cargo, en las plazos y en los porcentajes que señale el Gobierno Nacional, por lo que mal se haría pretender compensar con estos recursos proyectos que difieran de su destinación»

Respecto a este artículo, también introducido por el Diputado Edward Torres, este manifestó estar infundado por cuanto este es una “recomendación” que para nada cambia la “destinación” de los recursos Fonpet y cualquier “ajuste” que al respecto realice el nuevo gobierno en ese sentido, obviamente lo haría bajo los preceptos de las leyes superiores, como la 549/99, por lo que sobra la “advertencia” en la objeción de la Gobernadora Cotes.

Para el Diputado Torres las motivaciones del artículo 39 son de mayor profundidad que la superficialidad de la objeción:

“El presupuesto de funcionamiento se aprobó con serios indicios de desfinanciamiento e incumplimiento del tope legal de la ley 617/00 ocasionado en parte a que se está financiando parte de ese gasto con “desahorro Fonpet” pero por otro lado se está incrementando el gasto de funcionamiento sin tener en cuenta que el Fonpet no es un recurso permanente en los próximos años lo que crea un problema de “sostenibilidad” como se deduce de las cifras del Marco Fiscal de Mediano Plazo pues el gobierno no detalló las cifras del gasto de funcionamiento en su proyecto y cuando citamos al Secretario de Hacienda asistió sólo en el tercer debate cuando ya no podíamos hacer modificaciones y aunque el manifestó que las cifras estaban ajustadas, de mi parte no compartí ese concepto por las cifras del Marco Fiscal. Ante ello y debido a que a los Diputados nos está prohibido modificar las cifras presentadas por el gobierno, propuse incluir ese artículo 39 que dejase constancia de nuestra preocupación por el incumplimiento legal y el riesgo financiero que implicaban las cifras que nos presentó el gobierno así como una recomendación, que es casi una autorización, al próximo Gobernador para que tome medidas urgentes en ese tema. Esto es un asunto de responsabilidad fiscal, mal haríamos en ocultar un problema tan grande. De allí la conveniencia que tiene ese artículo 39 por lo que también votaré negativa la solicitud de objeción al respecto de la Gobernadora” manifestó Torres.

La Gobernadora Cotes igualmente argumenta en su objeción que los artículos 38 y 39 propuestos no constituyen “normas  complementarias para la correcta ejecución del presupuesto” a lo que el Diputado Torres argumentó: “el análisis anterior demuestra que son acciones no solo complementarias sino pertinentes, necesarias y responsables con el presupuesto aprobado para el próximo Gobernador, Curiosamente, un artículo igual al 38 le fue autorizado a la Gobernadora Cotes en el presupuesto del año anterior y entonces no hizo ninguna objeción. Los artículos 38 y 39 no modifican las cifras originales presentadas por el gobierno y están dentro de las modificaciones que nos están permitidas a los Diputados por el estatuto de presupuesto” manifestó el Diputado Banqueño.

En los próximos días la Asamblea estará decidiendo si acepta o rechaza las objeciones de la Gobernadora; si las acepta el proyecto de presupuesto 2020 vuelve a trámite en segundo debate y de rechazarlas el proyecto se devolverá a la Gobernadora para su sanción. Si ella insiste en las objeciones, la Asamblea procederá a sancionarlo.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *