El Gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, lamenta profundamente la partida repentina de Monseñor, Luis Adriano Piedrahíta Sandoval, Obispo de la Diócesis de Santa Marta.

En razón de ello, expresa sentidas condolencias a sus familiares, feligreses, el clero y la comunidad católica en general.

Monseñor Piedrahita fue un hombre que vivió la fe con coherencia y que bajo la palabra de Dios siempre dejaba un diáfano mensaje de esperanza y fortaleza, sobretodo a las comunidades más necesitadas del Departamento.

La Gobernación del Magdalena reitera que seguirá fortaleciendo los lazos con la Iglesia Católica en el Magdalena, en aras de honrar el mensaje de fe que Monseñor Luis Adriano Piedrahíta sembró en las mentes y corazones de los magdalenenses más humildes y de toda nuestra comunidad.

Paz en su tumba y larga vida a su legado.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *