La Fiscalía Seccional del Magdalena le puso la lupa a un grupo de políticos en el departamento por presuntas irregularidades en contratos de obras serán imputados los actuales alcaldes de Salamina y Plato, los exalcaldes de Fundación, Chibolo y San Zenón, además de cinco contratistas.

Luz Stella Durán

Los funcionarios implicados son Jairo Antonio Molina De Arco, mandatario de Plato, y José Díaz Marchena, actual gobernante en Salamina;  mientras que los exalcaldes Luz Estella Durán Manjarrés, de Fundación; José Darío De Ávila Cantillo, de Chibolo; y Omaida Herrera Dávila de San Zenón.

En la Unidad de Administración Pública de la Fiscalía fueron radicadas las solicitudes de imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento en contra de  los indiciados.

A través de un comunicado, el ente acusador detalló en el caso de la ‘Esquina del Progreso’  que las medidas mencionadas aplicarán a Luz Stella Durán, al exalcalde encargado, Juan Francisco Restrepo Barbosa, a la asesora jurídica Licedis Ortega Wilches y a la exsecretaria de Salud, Dina Luz Gale Silva por celebrar el contrato 047 de 2013 y el cual tenía como objetivo el transporte escolar rural, pero “se establecieron estudios previos incompletos y falta de planeación”.

Por su lado, la Fiscalía 35 Seccional en Plato, le imputará el cargo de contrato sin cumplimiento de requisitos legales al actual alcalde Jairo Molina, al establecer que hubo fraccionamiento de contrato para evitar licitación pública.

“El objetivo era la adecuación y limpieza del arroyo que atraviesa el barrio Juan XXIII y construcciones de placas en diferentes barrios, con cuantías que oscilaban entre los $10’320.000 y  $19’297.812 para cada uno”, explicó la Fiscalía.

José Dario de Avila

En Chibolo se radicó el documento por el delito de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación en contra del exalcalde, José De Ávila y contra el representante legal de la JAC del barrio 23 de Abril,  Enis Canabal Pérez.

“Celebraron el contrato 023 de 2013 por $16’500.000 para la construcción de un puente de concreto y el contrato 024 del mismo año para un puente metálico por valor de $15 millones, pero establecimos que existieron irregularidades, vulneración de principios de transparencia, por la no ejecución del mismo”, manifestó el ente acusador.

Omaida Herrera Dávila

Asimismo, la exalcaldesa del municipio ribereño de San Zenón, Omaida Herrera Dávila y el contratista Jairo Aníbal Doria Ruiz son investigados por el convenio interadministrativo 001 de 2015 en el que buscaban la adecuación del cementerio del corregimiento de Janeiro, el parque Central y San Martín por una suma de 1.432 millones de pesos; y el 002 de 2015 para el mejoramiento y conservación de la vía Peñoncito, así como la ampliación del acueducto por 1.432 millones de pesos.

“Es así, que la Fiscalía logró establecer que dichos convenios se celebraron a través de contratación directa, cuando debió realizarse a través de licitación pública”.

Mientras que en Salamina, se radicó la formulación de imputación y medida de aseguramiento por el delito de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, contra José Nicolás  Díaz Marchena, actual alcalde, y Millar Adolfo Martínez González, delegado de Asociénaga, por el contrato 00885 de 2017 por un valor de $ 3.679 millones,  para la adecuación y recuperación del parque central de ese municipio, cuya contratación fue directa y no a través de licitación pública.

 

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *