La Universidad del Magdalena realizó el lanzamiento de la Escuela Internacional del Realismo Mágico, EIRM, una experiencia académica diseñada con el propósito de proyectar, desde el Caribe colombiano hacia toda Iberoamérica una plataforma física y digital que girará alrededor de la literatura, el turismo cultural y gastronómico, la producción multimedia, así como la apropiación literaria en niños y adolescentes.

El Rector Pablo Vera, antes los empresarios de la ciudad, hizo la socialización de la Escuela Internacional Realismo Mágico

Esta iniciativa nació a principios de este año, ante la necesidad que existe de proyectar a Macondo y todo lo que encierra, por ello desde la rectoría de la Alma Máter, en compañía de líderes en emprendimiento, diseñadores y creativos, lograron consolidar esta idea que se pone al servicio de la ciudadanía.

Dentro de este proceso, se incluyeron varias etapas, entre ellas la denominada Incubadora Aracataca que será el inicio de un laboratorio permanente de ideas de la Universidad del Magdalena yFundepalma para potenciar el turismo cultural en Aracataca y la región, entorno a la narrativa del Realismo Mágico y sus edificios emblemáticos.

Durante 7 días, del 13 al 19 de octubre de 2019, veinte emprendedores colombianos y sus mentores llevarán a cabo cuatro desafíos específicos de turismo cultural mediante un proceso de codiseño bajo el método OutliersSchool a cargo del director Hugo Pardo Kuklinski, experto en impulsar emprendimientos. En este espacio se buscará en una semana de trabajo diseñar productos mínimos viables atractivos de futuros productos y servicios basados en la cultura del Realismo Mágico.

Los cuatro desafíos son: revelar Macondo, proceso que partirá de una serie de preguntas que permitirán descubrirlo; adentrarse en Macondo, orientado en realizar recorridos por los sectores que la conforman; saborear Macondo, enfocada en los sabores y tradiciones culinarias de la región; añorar Macondo, este último buscará consolidar una fidelización entre el turista y la ruta que provoque añorar emociones, aromas, colores y sonidos, y que sobre todo invite a regresar y a recomendar a otros viajeros.

Otros de los puntos a desarrollarse dentro de la EIRM se centra en las Narrativas sobre Macondo, un espacio que tiene dentro de sus actividades realizar del 9 al 15 de febrero de 2020 un laboratorio de codiseño de nuevas narrativas expandidas transmedia alrededor de la literatura del Realismo Mágico en Iberoamérica.

La experiencia será organizada desde la Facultad de Humanidades de la Universidad del Magdalena, bajo coordinación de su decano, doctor Edgar Villegas Iriarte. Dentro de este proceso se espera que 20 emprendedores, productores audiovisuales y narradores de Colombia estructuren sus retos literarios orientados hacia narrativas futuras.

Una de las etapas de cierre será Circópolis, una utopía itinerante de educación disruptiva en escuelas públicas de Aracataca, basada en la divulgación e implementación de 10 prácticas pedagógicas innovadoras con formato lúdico y haciendo énfasis en el aprender haciendo.

Los niños y sus escuelas abordarán desafíos específicos de innovación social, y estarán relacionados con la cultura del realismo mágico y la contribución a una mejor ciudadanía en Aracataca y en el Magdalena.

Dentro de su metodología incluirá: Medallas abiertas y evaluación gamificada, Pensamiento de diseño, Clase invertida, Pedagogía entre pares, Pensamiento de futuro, Escuela audiovisual, Nuevos alfabetismos digitales, Café mundial, Primeros pasos en Arduino y Alfabetización digital y escritura colaborativa a través de webs, blogs y redes sociales.

La consolidación de la Escuela Internacional del Realismo Mágico en proceso de codiseño en Unimagdalena se debe a la visión de su rector: Dr. Pablo Vera: hacer ideación ágil desde la gestión y acelerar lo más posible la toma de decisiones. Reglas simples en entornos complejos como una universidad.

“Aquí tenemos todo el relato construido y todo lo necesario para tener un verdadero turismo que tenga valor, que sea sostenible y se conecte con las vocaciones productivas naturales y que nos separe del enfrentamiento de ese turismo agroindustrial. El Propósito de la escuela es convocar gente que nos ayude a generar estos productos, por ejemplo la primera incubadora está enfocada en crear un paquete gastronómico para crear un libro de traspasarlo a los restaurantes para que ofrezcan a los turistas”, indicó el Rector Pablo Vera .

Asimismo, agregó que, si se logra un turismo de calidad, articulado en materia de hoteles, restaurantes, entre otros actores, los beneficios económicos que este produzca se quedarán en Aracataca y los lugares que conforman Macondo.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *