Atendiendo el llamado de la Organización Mundial de la Salud, El secretario de Salud Departamental, Anselmo Hoyos Franco,  en el marco del Día Mundial de la lucha contra la Tuberculosis, recuerda a los funcionarios de estas áreasen los diferentes municipios, que el trabajo mancomunado con los socios estratégicos locales, nacionales e internacionales, se hace necesario para gestionar  recursos que ayuden al desarrollo de los programas asumidos con el fin de erradicar la tuberculosis en el Magdalena.

Bajo el lema “ya es hora de ponerle fin a la tuberculosis”la OMS exhorta a que se actúe de forma urgente, con compromisos como:

  • Ampliar el acceso a la prevención y tratamiento.
  • Promover  una respuesta a la Tuberculosis equitativa basada en los derechos y centrada en las personas.
  • Asegurar una financiación suficiente y sostenible para eliminar la enfermedad y su investigación.
  • Poner fin al estigma y discriminación que aún se genera en torno a los pacientes.
  • Construir responsabilidades desde todos los agentes del sistema y el paciente.

La Administración Departamental, a través de la secretaría seccional de Salud, viene realizando un diagnóstico de los casos presentados en el Magdalena,  con el propósito de tomar acciones que permitan la erradicación de la enfermedad. De acuerdocon los datos entregados por los profesionales del grupo de Vigilancia, en el año 2018 los  municipios con más alta incidencia de tuberculosis pulmonar y extrapulmonarson: Ciénaga con 47, El Banco con 21, Fundación con 16,  Puebloviejo con 12  y 11 casos en  Zona Bananera.

La Tuberculosis (TB), es una enfermedad curable, causada por un bacilo llamado Mycobacterium tuberculosis que se propaga a través del aire cuando una persona tose, estornuda o habla. Generalmente afecta los pulmones, pero también puede afectar otras partes del cuerpo como son los ganglios, las meninges, los huesos, y la piel, entre otros.

La vacuna de BCG aplicada en niños menores de un año, es una de las maneras de impedir el contagio de la tuberculosis meníngea. En  adultos, se disminuye el riesgo, adoptando hábitos de vida saludable, evitando el consumo de tabaco, sustancias psicoactivas y  alcohol, adquiriendo una  alimentación sana y previniendo el contagio de VIH. Si una persona presenta síntomas como, tos persistente con expectoración por más de 15 días, pérdida de peso sin causa alguna, sudores nocturnos, fiebre, cansancio, escalofríos, acudan de forma inmediata al centro de salud más cercano e inicie un tratamiento adecuado y oportuno, de esta manera se corta la cadena de contagio y propagación de la enfermedad.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *