Derecho Penal -El delito de fraude procesal
11 julio, 2018
¿Qué pasa en El Concejo? Citarán al Secretario de Salud
12 julio, 2018

Editorial –Distrito debe implementar con autoridad el desarrollo turístico

Se ha dicho que todo tiempo pasado fue mejor y no debería ser así, porque analizando la frase, tendríamos que aceptar que todo lo que se hizo o conformo se quedó allí, sin progresar, es decir ¿Para qué se hizo?

Esto es lo que estamos observando en el panorama turístico de nuestra querida ‘Perla de América’, que mientras 10 o 25 años atrás el movimiento turístico era de muy buena calidad, no de tanta afluencia, pero sí de gran calidad, es cierto que no contábamos con el Centro Histórico, pero el sitio de preferencia era El Rodadero a donde llegaba la inversión en bienes raíces y contábamos con restaurantes como Pez Caribe, ‘Chucho’, ‘Los Pollitos dicen…’, ‘El Pibe’ ‘Karey’ y otros, de comida internacional y de primera calidad; igualmente, existían los ‘corrientazos’ bien estructurados y organizados cumpliendo con las normas de salubridad e higiene.

En cuanto al alojamiento existían los Hoteles como el Tamacá, quizás el más antiguo, el Santamar, Irotama y posteriormente el Zuana, los edificios empezaron a proliferar guardando la norma arquitectónica de planeación en la que se limitaba la altura de cada edificio multifamiliar, que con el paso del tiempo esta norma se ha venido violando, como todo en el Rodadero. Hoy la ‘Para hotelería’ es un desorden incontrolable, arriendan un apartamento 6 personas y por la noche se acomodan 10 o 12 y no existe un reglamento sobre esos negocios, los propietarios de los apartamentos no tributan al Distrito, no cancelan impuesto sobre turismo y menos Industria y Comercio y qué decir de playas? El Distrito asumió nuevas normas en cuanto al manejo de las playas se reformaron los horarios para el goce y diversión de las playas, pero ha proliferado una serie de restaurantines, que no cuentan con eficaces normas de higiene y salubridad, y para completar, ofrecen a nuestro nuevo turismo, precios exorbitantes.

Un periodista de la capital del país, Julio Sanchez Cristo, fue el actor de la denuncia al comprobar que estos improvisados restaurantes ‘nuevos’ explotadores de la gastronomía en las playas de Santa Marta, abusaban de los turistas con precios escandalosos que se conocieron por un plato de langosta, un pargo frito y las huevas de pescado, servidos en ‘cajetas’ de icopor, que sin ninguna contemplación, se paseaban por entre las carpas en busca de sus clientes.

En consecuencia, el Gobierno Distrital, debe tomar las acciones que corrijan esta debacle turística, pues de continuar así, Santa Marta desaparecerá del mapa turístico de Colombia y no solo es ponerle horario al uso de las playas, es controlar el sobrecargo en apartamentos, que éstos, cancelen sus impuestos, que los precios a cobrar en restaurantes estén de acuerdo a la realidad, que haya limpieza y facilidad de acceso a los diferentes sitios de esparcimiento, que desaparezca la para hotelería y que no armen “sancocherías” “choricerías” “pizzerías” callejeras  y que  los precios en restaurantes sean los reales. Así, volverán los grandes turistas a Santa Marta y a sus playas, entonces los hoteles tendrán una verdadera ocupación y Santa Marta volverá a brillar como ‘La Perla de América’ .

 

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *