Mediante puestos de control instalados en distintos puntos de la ciudad, la Secretaría de Movilidad Multimodal y Sostenible adelanta una serie de operativos, con el ánimo de exigir a los conductores del transporte urbano colectivo, que cumplan con los protocolos de bioseguridad en los vehículos que prestan este servicio, para evitar la propagación del covid-19 en el Distrito.
“Hemos recibido denuncias de los ciudadanos en las que conductores del servicio urbano colectivo están excediendo la capacidad permitida para estos vehículos de transporte de pasajeros en Santa Marta. Hacemos el llamado a los conductores, a los ciudadanos, que no permitan que los usuarios se suban a los buses sin usar el tapabocas”, señaló el secretario de Movilidad, Juan Carlos De León Moscote, al dar a conocer las razones de estos operativos.
Durante los controles, enmarcados en la estrategia de la Alcaldía de Santa Marta para contener la expansión del virus, los funcionarios de la Secretaría de Movilidad abordaban las busetas para recordarles a los usuarios y a los conductores las medidas que deben seguir y que deben exigir se cumplan, para que su salud no se vea comprometida. “Nadie puede ir de pie y sin tapabocas en el transporte público, cuando sea así repróchenle al conductor que no siga subiendo pasajeros, el virus no se ha ido de Santa Marta, a pesar de que ya están llegando las vacunas, en las fases que ha establecido el Gobierno Nacional”, es el mensaje que se entregaba a conductores y pasajeros sobre la importancia del autocuidado.
La Secretaría de Movilidad Multimodal y Sostenible le recuerda a la ciudadanía que el uso del tapabocas es obligatorio en el transporte público, tal como lo establece la Resolución 1537 del Ministerio de Salud y Protección Social, que sustituye el anexo técnico contenido en la Resolución 677, por medio de la cual, se adopta el protocolo de bioseguridad para el manejo y control del riesgo de coronavirus COVID- 19 en el sector transporte.
También se conmina a los conductores a que no excedan la capacidad de pasajeros, que velen porque se mantenga el distanciamiento social y que, por disposición de la Alcaldía Distrital, solamente se permite que se ocupen las sillas en los vehículos de transporte público en la ciudad, es decir, que no deben llevar pasajeros de pie.
La medida fue bien recibida por los usuarios que se desplazaban en los buses de servicio urbano, quienes destacaron los esfuerzos de la administración distrital por hacer que se cumplan las disposiciones adoptadas para contener la propagación del virus.
Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *